El calor el frío y el ambiente energético de nuestra casa

El calor el frío y el ambiente energético de nuestra casa
POR DIOSA DOMÉSTICA

Cuando queremos estar negativos, utilizamos cualquier pretexto para expresar esa negatividad. Puede ser la prisa, el calor, el frío, el ruido, la contaminación, el tráfico. Nunca va a faltar un motivo para estar negativos, es por ello que una manera de mejorar el ambiente energético en nuestro hogar o área de trabajo es precisamente evitar la negatividad. En el caso del calor que nos viene en estos meses, es tratar de disfrutarlo, de usarlo como pretexto para tomar algo fresco, para abrir las ventanas, para utilizar esa ropa de verano que tanto amamos, para usar ese abanico bonito, para cenar en el patio, para tratar de hacer lo mejor con lo que nos sucede en cada momento. Para mí el verano y sus aromas evocan mi niñez: el escuchar al señor que vendía paletas de hielo, el escuchar a los insectos afuera en el patio, o disfrutar de las largas pláticas nocturnas afuera, de eso se trata, de vivir la vida de tal manera, gozándola en el aquí y el ahora. No hay mejor vacuna contra la negatividad.

Comentarios

comentarios