Edmundo Soto. El arte como punto de partida para gestionar ideas

Edmundo Soto. El arte como punto de partida para gestionar ideas

Por Brenda Colón

El arte es un vehículo que nos lleva a conocer mundos sin igual. Precisamente a este concepto se refiere el artista Edmundo Soto cuando habla de su trabajo.

Nacido el 9 de octubre de 1967 en Tijuana, su trayectoria artística le ha llevado por varias disciplinas que han marcado momentos de su vida y crecimiento personal, además de compartir ese conocimiento y esas experiencias con los que hoy son sus alumnos en la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma de Baja California.

¿Quién es Edmundo Soto?

Soy esencia, ni más ni menos. Cuando eres artista naces artista, yo no creo que te conviertas en artista, no creo que te puedas entrenar para ser artista, yo creo que debes de nacer así. La preparación académica te sirve para adquirir técnicas, conocimiento, historia del arte, crítica del arte…pero necesitas nacer siendo artista y creo que todas las personas que son artistas, desde antes de que aprendieran a hablar y que fueran a la escuela ya estaban haciendo arte. Así es como yo empecé, las paredes de mi casa parecían pinturas rupestres, hacía dibujos y escribía letras. Un artista, entre más avanza en edad, mejor artista se vuelve porque va madurando, es como un buen vino que con el paso del tiempo se complejiza más y gana buqué y carácter, se vuelve más sofisticado con más aristas y más filo, tu trabajo toma mayor profundidad.

¿Por qué dedicarse al arte?

No hay otra cosa que pueda hacer, mi energía me lleva a construir, no puedo estar sin crear.

Para mí, el momento de detenerte como artista al producir la obra, te lo dicta el espíritu, esa misma fuerza que te mueve a crear es la que pone un punto final a la obra independientemente de la disciplina artística que sea. Después analizo lo que estoy haciendo, lo edito si lo considero. Veo varios de mis alumnos que trabajan desde referencias que ven pero parte del proceso es que se encuentren a sí mismos, que conozcan las técnicas, los materiales, las disciplinas pero que tengan un discurso muy claro, así enseño mis clases. Es decir, de nada sirve que hables con voz prestada, la forma de mi enseñanza es eso, llevar a mis alumnos a que se encuentren y que realmente puedan hacer su trabajo.

¿Cómo ha sido tu trayectoria personal?

Empecé en 1984 como caricaturista político, tenía como 16 años y ahí inicio formalmente. Después empecé a pintar, posteriormente realicé instalaciones, performance, videoarte, luego cine. La poesía y las historias cortas siempre las he hecho, han ido paralelas desde que me acuerdo, casi todo mi trabajo es privado y de pronto si alguien me invita lo doy a conocer, para mi lo importante es crear.

Entro a la Casa de la Cultura a finales de los 80 a clases formales de arte y mi maestro Carlos Castro Campos me ayudó mucho. Yo ya sabía a lo que me quería dedicar, antes quería ser físico cuántico y las dos cosas me gustan pero preferí el arte como estilo de vida. Después de un par de años de estar ahí inicié mi licenciatura en San Diego y San Francisco en Artes Visuales, hice un semestre en China y volví a San Diego, hice una maestría en docencia bilingüe y después una maestría en arte.

Tengo 15 años dando clases. He expuesto en lugares importantes, pero yo prefiero hacer trabajo en la calle. Yo creo que cuando entras a lugares de renombre, como artista debes de tener cuidado de no desviarte de lo importante, en el juego del arte todo se puede convertir en qué lugares expones, becas que has ganado…algo supérfluo que se olvida de la esencia. He estado en la Galería Diego Rivera del Instituto de Arte de San Francisco, he hecho exposiciones en la Galería Fayad Jamis de la Habana Cuba, en el X Teresa Espacio Alternativo de la Ciudad de México y en la Galería de la Academia Nacional de las Bellas Artes en Hangzhou, China entre otros sitios.

¿Alguna anécdota?

La segunda serie que trabajé fue en grafitear mi poesía en espacios públicos, no los firmaba, mucha gente hablaba de eso pero no sabían que era yo el autor y 8 o 9 años después conocí a alguien que resultó que se había inspirado en esa obra para dedicarse al arte, para mí fue una gran sorpresa. Eso es lo importante, las conexiones humanas, inspirar a alguien.

¿Cuáles son tus trabajos recientes y proyectos a futuro?

En este periodo de vacaciones es donde preparo mis proyectos. Ahorita debo terminar la tesis mi maestría en artes, estoy trabajando en un cómic sobre Tijuana, también estoy trabajando en una serie de pintura que se llama “Poética Kromática”, ahora es tiempo de producir.

¿Cuál es tu fuente de inspiración?

La vida, yo estoy enamorado de la vida, yo también le digo a mis estudiantes que aprendo de ellos. De pronto cuando eres joven te distraes, cuando llegas a cierta madurez estás más presente y con ellos absorbo estas ideas, experiencias de vida, voy aprendiendo y me ayudan a ver las cosas con otras perspectivas.

En Breve:

Influencias: Marcel Duchamp, Leonardo Da Vinci y Vincent van Gogh.

Mayor reto superado : No venderme al sistema, no caer en juegos, tener siempre la absoluta libertad de creación.

Técnica favorita: No hay una pero caigo en frecuencia en la poesía y en técnica mixta de pintura.

Libro favorito: “Aura” de Carlos Fuentes.

Frase favorita: Una propia, “Mi Arte es una flecha lanzada entre la paradoja y el miedo”.

Comentarios

comentarios