Dos polos del estado de ánimo: Trastorno Bipolar

Dos polos del estado de ánimo: Trastorno Bipolar

“La vida hay que tomarla con amor y con humor.

Con amor para comprenderla, y con humor para soportarla”

Anónimo

 

 

POR GRACIELA JIMÉNEZ

Los trastornos mentales se caracterizan por alteraciones en el pensamiento, en la percepción, en las emociones, en la conducta, y en las relaciones interpersonales, y  dependiendo del trastorno o de la patología mental, es la presentación de los síntomas. En esta ocasión abordaré el trastorno bipolar.

A esta enfermedad antes se le denominaba maniaco-depresiva, sin embargo este término ya se encuentra en desuso. Considero además que el término trastorno bipolar que llegamos a usar de forma frecuente y cotidiana, en muchas de las ocasiones lo utilizamos cuando una persona es cambiante en su estado de ánimo, de humor, es variante en su toma de decisiones,  en su estilo y gustos, etc. Solemos decir “eres bipolar, cambias mucho…”, “quién te entiende, eres muy cambiante, has de ser bipolar”; sin embargo, creo que se conoce muy poco acerca de este trastorno mental, y por ello mi interés en abordar el tema.

 

¿Qué es el trastorno bipolar?

Esta patología afecta a cerca de 60 millones de personas a lo largo del mundo (1-2% de la población), y se caracteriza por la alternancia de episodios maniacos y depresivos de manera separada, durante cierto periodo de tiempo.

El trastorno bipolar es una alteración en el estado de ánimo que se mantiene la mayor parte del tiempo, pero su duración no es de días ni de horas, mucho menos de minutos, este estado se mantiene por más tiempo. Los principales cambios en el estado de ánimo, como se mencionó anteriormente, son el episodio depresivo y el episodio maniaco, y por estas dos condiciones es que se le denomina trastorno bipolar, pues como su nombre lo indica, la persona transita en dos polos.

 

Trastorno Bipolar Tipo 1

El trastorno bipolar se divide en dos: Trastorno bipolar tipo 1, y el Trastorno bipolar tipo 2, aunque también existen otras clasificaciones, donde se describen otros subtipos. Sin embargo, en esta ocasión, para poder ejemplificar bien lo que es el trastorno bipolar, me enfocaré en describir el Trastorno Bipolar Tipo 1, con el propósito de ser mas específica en la información.

Como ya lo mencioné, los dos polos por los que transitan este tipo de personas, son la depresión y la manía, por lo que es importante describir cada uno.

 

Episodio maniaco:

  • Existe un aumento exagerado en el autoestima.
  • No se presenta la necesidad de dormir.
  • Se habla más de lo habitual.
  • Se tiene la sensación de que los pensamientos se presentan a gran velocidad, y sin poder controlarnos.
  • Hay una gran distractibilidad por cualquier tipo de estímulo.
  • Se presenta un aumento de la actividad.
  • Se realizan actividades de forma desmedida, que pueden ocasionar consecuencias desastrosas.

 

Episodio depresivo:

  • Se tiene un estado de ánimo deprimido.
  • Hay desinterés en casi todas las actividades.
  • Se presenta aumento o pérdida de peso de forma muy importante.
  • Hay insomnio o se duerme mucho.
  • Se presenta la sensación de estar enlentecido.
  • Hay fatiga o se tiene la sensación de pérdida de energía.
  • Se tienen sentimientos de cursar con culpabilidad, o de sentirse inútil.
  • Se presenta una pobre concentración.
  • Se registran pensamientos recurrentes de ya no querer vivir.

Todos los síntomas anteriores, como ya lo comenté, se deben de mantener la mayor parte del tiempo, es decir: los episodios maniacos por lo menos una semana, y los depresivos por dos semanas, por lo tanto, una persona que en la mañana amanezca muy feliz y a medio día esté muy triste, y en la noche se encuentre súper enojado, no quiere decir que curse con el trastorno bipolar, pues se puede tratar de otro trastorno mental, o simplemente se trate de una persona a la que le cuesta mucho trabajo controlar sus emociones. También se pueden tratar de “altibajos” normales del estado de ánimo.

 

¿Cuáles pueden ser las causas para desarrollar trastorno bipolar?

  • Pueden ser factores genéticos, por lo que no es infrecuente ver a familiares con el mismo trastorno mental,
  • o que se presente en la persona, una alteración a nivel de neurotransmisores.

 

¿A qué edad y en quiénes se presenta el trastorno bipolar?

Este trastorno mental puede presentarse en cualquier persona, pero cuenta con mayor predisposición en las personas que tienen familiares con el trastorno bipolar.

Los síntomas pueden presentarse a finales de la adolescencia o en la adultez temprana, pero también existen casos en niños y en adultos mayores.

 

¿Cómo se diagnostica el trastorno bipolar?

El diagnóstico no es fácil y debe de ser realizado por un especialista en enfermedades mentales, debido a que algunos síntomas pueden ser atípicos, y confundirse con cuestiones normales o de otras patologías.

El diagnóstico es clínico, esto quiere decir que no se requiere algún estudio de laboratorio ni de gabinete para determinar si es o no trastorno bipolar, sin embargo la clínica se apoya en escalas, en cuestionarios y entrevistas, con el fin de objetivar el diagnóstico.

Es importante mencionar que no todas las personas con trastorno bipolar, se van a comportar de la misma manera, me refiero a que la presentación de los síntomas es diferente en cada caso, y de que pueden tener sus especificaciones muy particulares,  pero en todos los casos se requiere de atención y vigilancia por parte de un psiquiatra, ya que se debe dar tanto tratamiento terapéutico como farmacológico, con el fin de que la persona se encuentre estable. Las recaídas se buscan evitar, pero sobretodo, se busca que la persona sea funcional en su vida cotidiana, que viene siendo el propósito del tratamiento.

 *La autora es Médico Psiquiatra

 

Comentarios

comentarios