Día de la Tierra

El 22 de abril se conmemora en todo el mundo el Día de la Tierra, fecha en la que ambientalistas, conservacionistas, investigadores, amantes de la naturaleza y público en general festejan a la madre tierra, la biodiversidad y todos los beneficios que nos provee la naturaleza, realizando actividades de concientización, educación y cuidado del medio ambiente. Llevado  a cabo por primera vez en 1970, es una fecha tan importante ya que es celebrado en 175 países por más de 500 millones de personas. El que el Día de la Tierra haya aumentado tanto en popularidad es un gran logo y muestra de que cada vez vamos tomando mayor conciencia de la importancia y necesidad de adoptar un estilo de vida lo más amigable posible al medio ambiente.

El concepto de un día dedicado a la conmemoración de la naturaleza del planeta fue mencionado por primera vez en 1969 en una conferencia de la UNESCO por John McConnell, en San Francisco, California. Para celebrar, él proponía el 21 de marzo del ’70, primer día de la primavera en el hemisferio norte, pero quien popularizó la fecha fue el senador de Wisconsin, Estados Unidos, Gaylord Nelson. Tras visitar el sitio del derrame petrolero en Santa Bárbara, California, en 1969, impactado por la gravedad de la situación y los efectos de la contaminación del petróleo en la vida silvestre; tomando prestados algunos conceptos de protesta y concientización del movimiento anti-guerra que se vivía durante esos años,  inició la celebración del día que él bautizó “Environmental Teach-In Day”, con fecha de 22 de abril de 1970. Esta celebración unificó a los grupos ambientalistas que luchaban en contra de los derrames petroleros, contaminación de las industrias, vertederos de desperdicios tóxicos, uso de pesticidas y pérdida de vida silvestre, que hacían su labor de manera aislada e incomunicada con el resto de los grupos ambientalistas. Y siendo una época de gran participación ciudadana y activismo social, para la sorpresa de los sectores conservadores y de derecha, contó con la participación de más de 20 millones de personas, en su mayoría estudiantes de universidades, marchando por las calles de las ciudades demandando una mayor responsabilidad ambiental.

Ese histórico día, el primer Día de la Tierra, dio inicio al movimiento verde que continúa hasta hoy; movimiento que consiste en una serie de cambios y evolución de carácter político, científico, tecnológico, social y moral en beneficio al cuidado y consumo sustentable de los recursos naturales y medio ambiente. En un inicio, el enfoque del movimiento verde era en la protesta y prevención de la contaminación de sustancias tóxicas y ácidos, pesticidas y derrame de aguas negras, con el paso del tiempo el movimiento verde se ha enfocado en la prevención de la pérdida de la vida silvestre y biodiversidad, energías renovables y el calentamiento global.

Haciendo un recuento de la perspectiva y concientización del cuidado del medio ambiente, ha habido grandes logros. En años pasados, acciones que hoy las vemos como horrendas o catastróficas, en años pasados eran práctica común. Antes era tan indiscriminado el abuso de pesticidas muy dañinos, que llevaron a varias especies al borde de la extinción, pero como no eran mal vistos, esos mismos pesticidas sumamente tóxicos, hasta se los aplicaban las personas como si fuera bloqueador solar. Antes era normal el verter ácidos, basura, desechos farmacológicos, aceite y hasta residuos radioactivos, al mar. No había reglamentos que abordaran la contaminación del aire, agua o tierra; gracias al movimiento verde, poco a poco se fueron eliminando estas prácticas. Ya para los finales de los años 70’s prácticamente se había erradicado el uso del famoso pesticida DDT (aunque permaneció en el medio ambiente por muchos años mas). Al final de los 80’s se prohibió la descarga de basura y aguas negras al mar. En los 90’s se introdujo y popularizó la “International Union for Conservation of Nature (IUCN) Red List of Threatened Species”, que es un banco de información e iniciativa de conservación de biodiversidad a nivel internacional, que comprende información detallada de las miles de especies de vida silvestre descritas por la comunidad científica, incluyendo distribución de las poblaciones, cantidades y riesgo de extinción. En el 2005, entró en completo funcionamiento el Tratado de Kyoto, que es un tratado internacional de compromiso formal de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que aceleran el calentamiento global, que México al igual que 189 países mas, son parte de la iniciativa (China, Canadá y Estados Unidos son de los pocos países, y principales contaminadores del planeta,  que se negaron a ser  parte de esta cooperación internacional).

En los últimos años, el calentamiento global ya es aceptado y conocido por la mayoría de la gente, y temas como la energía renovable empieza a ser tema cotidiano. Científicos están creando nuevas tecnologías en beneficio al medio ambiente, e investigadores recopilan la información del campo y proporcionan un mejor entendimiento de los fenómenos naturales y biodiversidad, que los grupos ambientalistas, instituciones gubernamentales, organizaciones no gubernamentales e instituciones académicas difunden a los niños, jóvenes y población general, que a su vez ponen en práctica y llevan un estilo de vida menos perjudicial al medio ambiente.

La conservación ambiental y cuidado de la madre naturaleza lo era antes del movimiento verde, lo era en 1970, lo es ahorita y quizás siga siendo un conflicto de intereses para las grandes corporaciones y la industria privada cuyo único objetivo es el lucro. Afortunadamente, con decisiones de consumo, nuestros actos del día a día y nuestra participación, podemos seguir presionando al gobierno y a la industria privada para acelerar esta adopción de estilo de vida amigable al medio ambiente. Así como se han logrado muy importantes y trascendentes cambios a beneficio de la protección de la vida silvestre, se pueden continuar logrando; todo es cuestión de compromiso, convicción y actitud.

El autor es biólogo.

arturoangelesc@gmail.com

 

Comentarios

comentarios