“Desarmado”

“Desarmado”

Por Maru Lozano

Nuestro soplón tiene 42 años de edad, casado, con un niño de cinco, y en espera de que llegue su segundo hijo en pocos meses.  Perdió su trabajo, es la primera vez que enfrenta una situación de esta naturaleza.

 

¿Por qué te quedaste sin el empleo?

La situación de la empresa es delicada, decidieron fusionar departamentos y pues me tocó recorte.  Me liquidaron, y de eso estamos viviendo, pero no sabes la angustia que siento ahora.

 

¿Qué te angustia más?

Que mi esposa está embarazada y ahora ya no contamos con el seguro social ni recursos para solventar un parto en hospital privado.  Tengo el pendiente de la colegiatura de la escuela de mi hijo.  También me angustia mi matrimonio, la relación se volvió terrible.

 

¿Cómo reaccionó tu mujer?

Con enojo.  Me preguntó: “¿Y ahora qué piensas hacer?  Viene otro hijo, tienes responsabilidades, no te quiero ahí sentado, ¡busca!”

Me hizo sentir el más perdedor del mundo, Entonces no me quiere, solo necesita que le dé dinero.  Eso me baja el ánimo.  Ahora resulta que el trabajo no es lo que hago sino lo que soy.

 

Los jefes piensan lo mismo que la esposa

¿Te sientes poco apoyado?

¡Imagínate qué siento! Mis jefes piensan lo mismo que mi esposa, que no soy necesario, que no sirvo, lo malo es que tengo que quedarme en mi casa, y soportar con inseguridad.  Necesitaría apoyo emocional, no golpes bajos.

 

¿Te sientes inútil?

¡Exacto! No serví en la empresa, ya no pinto tan joven, y en la casa pues ni me atrevo a tener un acercamiento íntimo, siento que no lo merezco, entonces me siento inútil.   Pero también me siento usado y castigado. Me pone a sacar la basura, limpiar el patio, atender al niño. Como que quiere que desquite, pero tengo que enfocarme en buscar trabajo.   Ella no comprende que ahora todo es por internet, me la paso viendo ofertas de empleo, enviando mi currículum a todos lados, poniéndome en manos de selectoras de personal, ¡ah! pero ella cree que estoy de flojo ante la computadora.

 

¿Cómo te va en la búsqueda de oportunidad laboral?

Es un proceso frustrante, uno quisiera que fuera ya. Me impresionan los sueldos tan bajos que se manejan ahora, y lo jóvenes que quieren a los empleados con tal de explotarlos.  Para mi edad y mis aspiraciones, el proceso desespera porque hay oportunidades fuera de la ciudad, pero ella no está dispuesta a moverse de aquí.

 

¿Cómo reacciona ella ante eso?

Me dice que me vaya a donde me tenga que ir, que le mande lo necesario para el sustento de la familia y pues imagínate cómo me siento.  Para esto soy un simple cajero automático, y mi deseo de formar un hogar se desmorona.  Me trata como si fuera niño, me da órdenes, y pretende marcarme el camino que debo seguir. No comprende la situación, y me resulta muy difícil ser un hijo y obedecerla.  Por otro lado, me resulta imposible ser como un papá para ella, cumplir sus caprichos y soportar sus berrinches.   Pensé que éramos pareja y que estábamos formando una familia.

 

¿Ella no trabaja?

No.   Ella es maestra de primaria, pero desde que se embarazó, dejó la escuela para dedicarse totalmente al hogar.  En una de esas le dije que podría trabajar también, y no sabes cómo me fue.  Me dijo que el hombre de la casa era yo.

 

¿Te sientes avergonzado de alguna manera?

Me siento avergonzado ante su familia.   Ella a todos les dice que estoy desempleado, y ni quiero ir a comer los fines de semana con ellos porque me da pena lo que piensen de mí.  Esto agrava la situación porque ella se molesta por eso.

 

Independencia

¿Qué has pensado hacer?

Seguir buscando y de ser necesario, tomar la oportunidad que se me presenta fuera de la ciudad.  Me gustaría entonces independizarme y separarme de ella.  Va a ser mejor porque me di cuenta que no me quiere en realidad, de cualquier modo a mis hijos los vería cada que pueda viajar acá, y por supuesto les enviaría lo que esté a mi alcance para cubrir sus necesidades.

¿No crees que decisiones importantes no se toman estando así?

 Es cierto, sin embargo, mujeres como la mía te miden por lo que traes en la cartera y yo no soy tan afortunado ni heredero, soy un hombre que debe trabajar para salir adelante, pero sin trabajo me he quedado atrás.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios