Daniel Salinas Basave Quien a través de sus letras ha construido: éxito y renombre.

Daniel Salinas Basave Quien a través de sus letras ha construido: éxito y renombre.

POR ANA PATRICIA VALAY

Platicar con, o leer a Daniel Salinas, es una experiencia única. Pocas personas conozco, tan relajadas, divertidas y originales en sus respuestas. Con pies en la tierra y sencillo,a pesar de los múltiples premios recibidos como escritor.

Aquí un poco de su historia
Daniel es regio. “Por origen familiar y nacimiento, pero por adopción soy tijuanense desde hace ya dos décadas. Dicen que uno es de donde nacen sus hijos y nuestro hijo Iker nació en Tijuana. Aquí hemos vivido mi esposa Carolina y yo desde 1999, aquí he construido mi carrera y aquí queremos seguir viviendo”.
Llaman mi atención sus apellidos y pregunto:

—¿Tienes relación con el ex presidente Salinas también de NL?
—Bueno, el apellido Salinas, que en mi caso es adoptivo, es muy común en NL, y no sé si a la hora de indagar en el árbol genealógico resulte que haya alguna conexión con los Salinas de Agualeguas, pero en cualquier caso, creo que no nos parecemos nada. Carlos Salinas de Gortari es calvo desde muy joven, y yo soy un greñudo, vocacional y aferrado.

— Por otro lado, ¿eres pariente del periodista y académico, Agustín Basave Benítez?
—“Todos los Basave de Monterrey somos parientes. Agustín Basave Benítez a quien te refieres, es mi tío, el único miembro de la familia que siguió el camino futbolístico del error, pues en el clan todos somos Tigres de corazón, pero él le va a los rayados, y eso a mí me parece intolerable”, ríe.
Su abuelo es el reconocido filósofo Agustín Basave Fernández del Valle con quien vivió 8 años, pero es asu mamáa quienle atribuye su inducción a la lectura “y una vez que te conviertes en lector, lo serás para siempre”, asevera.

Abogado metido a periodista
Estudió Ciencias Políticas, s gradué de abogado. pero mientras estudiaba, trabajaba en el radio. Tuvo dos programa, uno de futbol y otro de rock. “El caso es que al salir de la universidad tenía más conocidos en el medio periodístico que en el jurídico. Entré a trabajar al periódicoEl Norte que fue una extraordinaria experiencia”, confiesa.

—¿Y a Tijuana llegas a fundar el periódico Frontera?
—Sí. Llegué invitado por Javier Villegas quien dirigía el proyecto y conocía mi trabajo.“En esa generación fundadora de Frontera había gente de lo más talentosa y casi todos destacan actualmente en sus respectivas trincheras. Ahí me tocó coincidir por ejemplo, con Saida Muriel que estaba en Comercialización y ahora dirige Mujer Actual.

Sobre quien influencía su vena de escritor, afirma que: “un gran maestro fue Rafael Ramírez Heredia. Sigo aplicando sus enseñanzas. Federico Campbell fue también una gran inspiración para mí, pues supo bordear el umbral entre el periodismo y la literatura”. Menciona también a Daniel Sada, al recién fallecido, Sergio Pitol y a Sergio González Rodríguez.

—En esta faceta como escritor, has tocado temas muy diversos, entre la realidad y la ficción…
—Bueno, lo mío es una frontera narrativa entre el periodismo y la literatura. He escrito ensayo, cuento, novela y muchísima crónica periodística. Escribí sobre Jorge Hank Rhon porque es un personaje que parece salido del realismo mágico, que encarna el barroquismo, la esencia del cacique y el señor feudal, siniestro y mesiánico a un mismo tiempo, pero la Liturgia del Tigre Blancono es una biografía autorizada, él leyó el libro hasta que estuvo publicado.
—Ese libro aún me genera regalías, pero no me dejó conforme, por eso escribí la novela Vientos de Santa Ana, el lado literario donde se vale imaginar y suponer.

—En 2010 ganas el premio Estatal de Literatura por Réquiem por Gutenberg, cuéntanos…
—Ganarlo fue muy significativo porque fue mi primer premio literario, y la constante de esta década han sido: libros, premios, viajes y ver crecer a mi hijo como papá de tiempo completo. La continuación de Réquiem es Bajo la luz de una estrella muerta, que fue premio Sor Juana, mi primer premio internacional.
Daniel también ha sido acreedor al premio Fundación de El Libro en Argentina, por “Juglares del Bordo”, que consta de nueve cuentos sobre personajes de la frontera bajacaliforniana. “El estilo es muy similar a Días de whisky malo o Dispárenme cómo a Blancornelas. Mucho humor negro y no pocos reporteros como personajes. Lo increíble es que este libro tan tijuanense, se publicará al otro extremo del continente. Será la primera vez que un libro mío salga de la imprenta y vea la luz en un país distinto a México”.

—¿Y qué ha significado para ti ganar estos premios?
—Ha significado la posibilidad de llevar esta frontera narrativa a países de gran tradición literaria como son Colombia y Argentina. El Premio Fundación El Libro es el séptimo que gano (además de haber sido finalista en otro par), y Juglares del Bordo es mi doceavo libro. Los premios me han permitido publicar, viajar mucho, llevar mi trabajo a otros lugares, e ingresar y ahorrar algo de dinero.

—¿Ya qué le atribuyes la clave de tu éxito?
—Yo he tenido algo de fortuna, y también he sido muy terco y aferrado, sobre todo con los premios. Yo me tiro a matar y eso ha sido clave. Cada quien asume la escritura de distinta forma. Yo la he asumido como el único camino posible. Ya no tengo otro. He quemado mis naves y mi única alternativa es tirarme a matar en este oficio.

Comentarios

comentarios