¿Curar con imanes?

¿Curar con imanes?

En la actualidad, existe un sinnúmero de terapias que buscan y prometen brindar salud, pero pocas tienen fundamento y resultados; un caso que poco a poco ha ido tomando peso con resultados muy favorables es el biomagnestismo médico, una terapia que ocupa imanes de mediana intensidad para regular el Ph del cuerpo y de esta manera estabilizarlo.

Con 25 años de experiencia en Tijuana, la terapeuta Genoveva Ramírez Olvera platicó que este gran descubrimiento lo hizo nada menos que un doctor mexicano, Isaac Goiz Durán, quien logró descubrir el par biomagnético en 1988 dándose cuenta que, como somos “agua” y al alterarse el PH neutro en nuestro cuerpo, se pueden albergar otros micro-organismos y otras sustancias, dándole hospedaje a virus, bacterias, hongos y parásitos.   Entonces al pasar esto, se distorsiona en dos sentidos: el foco acidótico y el foco alcalino y eso soporta al intruso.

Al descubrir que busca un lugar específico para reproducirse y madurar, el doctor creó un código patógeno que puede identificar su casita y por medio de la colocación de imanes por pares, la destruye al impactar las cargas bioenergéticas poniendo un imán en donde hay acidez y ¡otro en donde hay alcalinidad!

La terapeuta comentó que la maravilla del biomagnetismo es la inmediatez con la que se recuperan los pacientes porque no se ataca el síntoma sino la raíz del problema.  El rastreo  que indica la enfermedad es inequívoca, ya que es el mismo paciente quien contesta de alguna manera a través de su energía “dónde tiene que sanar” por medio del acortamiento o elongamiento del hemicuerpo derecho, es decir, la terapeuta va preguntando los pares a la vez que mueve los pies del paciente y éstos son los que apuntan al código correcto; enseguida, se colocan los imanes por un lapso promedio de quince minutos.

Ataca virus, hongos y bacterias

Bastan unas cuantas sesiones para destruir virus, hongos, bacterias y parásitos, causantes de muchísimos padecimientos. Es una terapia alternativa excelente que sólo tiene algunos “no”: cuando hay embarazo o tratamiento de quimioterapia al momento de querer recurrir al biomagnetismo; aunque de cualquier forma, en el rastreo del campo magnético, el paciente indica si es conveniente ponerlos o no.

Los testimonios de recuperaciones son inmensos porque también el biomagnetismo ayuda en las disfunciones, síndromes y emociones.  Para ver a fondo lo que trata y sus múltiples beneficios, se puede visitar la página webhttp://www.biomagnetismo.biz/

El Doctor Goiz ha escrito varios libros y es una fortuna contar con un compatriota de esta naturaleza hoy día, apuntó Genoveva Ramírez, es de apreciar la investigación y aporte tan valioso con el que miles de personas han encontrado solución efectiva en sus vidas.  La medicina alternativa es inofensiva  y, sin duda,  el camino que se busca para dar tratamiento integral a la par de la medicina convencional alópata.

La autora es Life Coach especialista en orientación de grupos, desarrollo humano y Gestal. Docencia en nivel medio superior y capacitación empresarial.

La maravilla del biomagnetismo es la inmediatez con la que se recuperan los pacientes porque no se ataca el síntoma sino la raíz del problema, ya que se restablece la salud al equilibrar el pH (potencial de Hidrógeno) de los órganos internos a través de la colocación de imanes sobre el organismo.

 

Comentarios

comentarios