Cuota de género ¿Necesaria para la participación de la mujer en la política?

Cuota de género ¿Necesaria para la participación de la mujer en la política?

Por Gustavo Fernández de León

La cuota de género en la política busca un mayor equilibrio de participación entre hombres y mujeres, particularmente en el ámbito legislativo. La modificación al artículo 257 de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Baja California de 20 de abril de 2012, menciona que en ningún caso las candidaturas a diputados y regidores podrán exceder más del 60% de candidatos propietarios del mismo sexo. Aunque no lo dice expresamente, queda claro que se busca que más mujeres ocupen puestos de elección popular. ¿Es necesaria esta ley para una mayor y mejor participación de la mujer en la política?

A principios del siglo pasado la participación de la mujer en el ámbito político, académico y empresarial era mínimo, o inexistente en algunos de los casos. Por ejemplo, en las Olimpiadas de Francia en 1900 participaron por primera vez mujeres con un 2% de atletas en tres disciplinas (tenis, golf y croquet). En Londres 2012 se registró una participación femenina del 46% siendo la primera vez que lo hacen en todos los deportes, demostrando que con esfuerzo y perseverancia se pueden alcanzar importantes peldaños.

Aunque algunas actividades tienden a ser dominadas por el género femenino como educadoras en un 98%, trabajo y atención social en 95%, enfermería en un 91%, según datos del INEGI, también en algunas actividades tradicionalmente para varones las mujeres han ganado lugares importantes. Así en Tijuana, tenemos la primera directora de policía y tránsito municipal, como hecho inédito en nuestra ciudad y nuestro estado y la cuarta a nivel nacional. También tenemos a una exitosa pugilista conocida por ser la primera mujer Campeona del Consejo Mundial de Boxeo, una presidenta estatal de un partido político entre muchos otros casos exitosos.  Además, algunas transformaciones se han dado de forma natural como la tradicional imagen del profesor varón del siglo pasado que en la actualidad se transforma a un 89% de docentes mujeres, o los trabajadores de ciertas industrias en las que cada vez la mano de obra femenina toma mayor relevancia.

En México prácticamente somos una población mitad hombres y mitad mujeres, y ambos géneros tenemos el mismo acceso a estudiar, a practicar algún deporte, a desempeñar alguna disciplina o profesión según nuestra Constitución Política.

A pesar de la igualdad de condiciones, se ha contemplado que la evolución de la mujer en la política nacional y local debe ser reforzada con una ley que obliga a los partidos a postular a un número determinado de candidatas.

En el trayecto de mi vida he conocido mujeres y hombres exitosos, que han sabido salir adelante y posicionarse en todos los ámbitos tanto del sector público como privado, con esfuerzo, perseverancia, estudio y dedicación. Y este proceso de superar cualquier barrera social o cultural, los hace mejores y más fuertes generando un natural proceso de selección para que lleguen siempre los mejores.

Este es un tema que genera controversia con manifestaciones en los extremos a favor o en contra, los primeros asegurando que la mujer necesita ayuda para posicionarse en la política y otros, que consideran que el reconocimiento de las personas debe ser por su capacidad, trabajo, esfuerzo, preparación y valores y no por su género, edad, preferencia sexual y creencias religiosas.

Para tener un mejor cuerpo legislativo debemos garantizar que se dé la igualdad de condiciones, y exigir que lleguen los mejores legisladores de ambos géneros a través de un proceso de selección por capacidad y competencias, y buscar que esta ley ayude al equilibrio pero que no demerite el trabajo de las mujeres que con gran esfuerzo han logrado posiciones importantes en la política.

*El autor es Presidente de Coparmex Tijuana, tiene una Maestría en Administración de Instituciones Educativas por el Tec de Monterre.

gustavofernandezdeleon@hotmail.com

 

Comentarios

comentarios