Cuando sólo desaparece ghosting

Cuando sólo desaparece ghosting

POR MARU LOZANO

 

Es una cruel manera de dar por terminada una relación desapareciendo del mapa y sin explicar nada.  Nuestro soplón en esta ocasión practica esta huida.  Él tiene 37 años y con un trabajo estable fungiendo como Gerente General en una firma de renombre.

 

¿Eres casado?

Estuve casado pero duramos sólo dos años. Tengo un niño y la relación con la mamá no es muy buena que digamos.  Ella se casó conmigo porque en mi familia gozamos de estabilidad económica, yo creo que se deslumbró.  La caché saliendo con el novio que tuvo desde siempre en la universidad, por eso nos divorciamos.

 

¿Has tenido alguna relación desde entonces?

No propiamente. No quisiera salir lastimado, además ya no creo mucho en eso.  Lo único que busco es no sentirme solo y pasarla lo mejor posible.

 

¿Con quién vives?

Vivo solo.

 

¿Sales a menudo con mujeres?

Sí, de hecho la primera vez que salí con alguien después de separarme fue una vez para cenar, la segunda para pasear y tener intimidad, y jamás le volví a llamar.  Me molestó que me buscaba y mandaba mensajes. Simplemente yo quería estar con alguien por unos instantes, pero no se lo dije, y como no me quiero enganchar, mejor la bloqueé.

 

¿Por qué no le contestaste? ¿Por qué no decirle que ahí acababa todo?

Porque nada empezó Es decir, nunca le dí motivos para pensar que si teníamos intimidad ya éramos o seríamos algo.  Simplemente fue algo que se dio y nada más, pero ustedes las mujeres se ilusionan de todo.

 

¿Y después de ella?

Decidí mejor evitarme problemas y comenzar relaciones a distancia.  Me enganché virtualmente con una persona de Argentina, y me sentía muy bien saludándonos todos los días. Me preguntaba cómo me iba; platicábamos de todo. Ya cuando empezó a acosarme con vernos, viajar para conocernos y tal, decidí bloquearla de mis redes; además ya me sentía un tanto fastidiado de la monotonía. No había nada nuevo que platicar, y sólo eran mensajes reclamando mi demora al aparecer.

 

¿Desapareciste sin cortar la relación?

Bueno, es que si no lo hacía así, no lo hubiera podido hacer de otra manera.

 

¿No te sientes mal de no concluir o cerrar ciclos de una manera sana?

Un poco, porque en realidad no pasó nada ni nos peleamos, pero sé que esto no iba a ningún lado y empezaba a aburrirme.  De hecho me dí cuenta que había otras opciones para entablar redes de amistad y eso me mantiene vivo.

 

¿Entonces te emociona relacionarte con varias personas a la vez sin comprometerte?

Ese es el punto, yo empecé a comprometerme y me fallaron.  No creo que sea el momento, y no veo nada de malo en conversar con alguien o con varias personas sin el peso de cargarlas día y noche con saludos, despedidas, deseos, etc.  He aprendido que mi abanico de posibilidades se expande con diferentes criterios, y recurro a cada una de ellas cuando necesito algo especial.  Por ejemplo, si deseo compartir experiencias laborales sé a quién buscar; si deseo un rato de emoción íntima, sé a quién recurrir.  Pero estar en redes con una sola persona no.

 

¿No volverías a comprometerte?

Por el momento no.  A mí me emociona ese tiempo en el que estás conociendo a alguien, virtualmente o en persona, y como sé que la ilusión de los primeros meses se va difuminando, la aprovecho al máximo, y es justo cuando ya pasa el tiempo que necesito buscar la sensación de conocer, de iniciar, y de explorar con alguien más.

 

Si no te hacen daño y sólo te dan momentos agradables, ¿no te parece despiadado hacerles ghosting, o sea, sólo desaparecer?

No puedo explicarles nada porque no hay nada de explicar, y no me gustaría decir algo que les lastime.  Me escama que me presionen, y hay mujeres de varias partes del mundo con una cultura muy abierta.  Si yo termino una relación virtual, sé que no me quedo solo porque surge alguien más, la verdad.

 

Desaparecer salvando tu reputacion conocida como “save face” o ghosting

¿Te han hecho daño al punto de decidir desaparecer practicando la huida y los bloqueos “save face”?

Cuando supe que en mi matrimonio hubo infidelidad me daban ganas de hacerlo, irme sin decir nada por dignidad.  De hecho me fui, pero tuve que tramitar el divorcio por el niño, de no ser así hubiera aplicado “save face”.  Ya después con las demás personas hago ghosting porque existe la posibilidad de la distancia y las herramientas  tecnológicas para hacerlo, y simplemente por no continuar más una relación cuando ésta empieza a enfadar.

 

¿Cómo crees que se sienten las personas a quienes les haces ghosting?

Mira, no creo dar el ancho porque mi miedo a salir lastimado me lleva a eso. Si anuncio que termino, tendría que confrontar algo que ni yo mismo sé cómo hacer.  Necesito ser aceptado, no cuestionado ni criticado.  Igual ya ni me entero, y no me siento vulnerable.

 

Y ¿cómo te sientes tú?

Yo pienso en mí, en sentirme motivado, por eso trato de que las personas que busco sean independientes y de mente abierta.  Yo siento que no es mi momento de entablar una relación seria físicamente porque simplemente no ha aparecido esa mujer que me infunda seguridad o me anime a pensar compartir solo con ella.

 

¿No será que el que se engancha eres tú y por eso desapareces?

Estoy seguro que no evitaré a alguien que valga la pena y me valore.

No cabe duda que el miedo al rechazo es lo que nos hace sostener corazas que impiden reconozcamos nuestras verdaderas necesidades.  El ostracismo es voluntario e injustificado al considerarse peligrosos porque creen que podrían lastimar.  Es cierto que si no hay contacto visual al terminar una relación, el efecto es una herida abierta que por supuesto se infecta.  Por otro lado, si fuiste víctima de ghosting, no razones, tu lógica no es la lógica del tormento del otro que, de algún modo, te está protegiendo de él mismo.  No tiene que ver contigo, así que decide recuperar tu vida.

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios