Cuando estoy en mis días

Cuando estoy en mis días

Trastorno Disfórico Premenstrual

 

“Me pinto a mí misma, porque soy a quien mejor conozco”

Frida Kahlo

 

Por Graciela Jiménez Trejo

En varias ocasiones hemos escuchado la frase “¡es que está en sus días!”, una  expresión que se llega a utilizar cuando se hace alegoría a los cambios en el estado de ánimo de una mujer, en especial cuando ésta se encuentra irritable o enojada. Surge entonces la pregunta: ¿en verdad existe una relación entre el estado de ánimo y los cambios biológicos propios del periodo menstrual? La respuesta es sí. Las emociones influyen en la biología de la reproducción, y por lo tanto, la mayoría de las mujeres sufren cambios en el estado de ánimo antes, durante y después de los periodos menstruales.

En ocasiones dichos cambios son tan sutiles que no se les toma mayor importancia, pero en algunos casos estos síntomas llegan a presentarse con gran intensidad, al grado de generar un malestar significativo en las mujeres, considerado esto como una enfermedad llamada Trastorno Disfórico Premenstrual.

 

¿Qué es el Trastorno Disfórico Premenstrual?

Es una enfermedad desencadenada por los cambios en las concentraciones de esteroides sexuales (hormonas) que acompañan al ciclo menstrual. Suele aparecer alrededor de una semana antes de la menstruación, y se caracteriza por irritabilidad, cambios en el estado de ánimo, dolor de cabeza, y síntomas de ansiedad, llegando a ser de gran intensidad lo que incide en la mujer al realizar actividades en diversas áreas (familiar escolar, laboral, etc.).

 

Y además de cambios en el estado de ánimo y la conducta, también se generan malestares en el cuerpo, provocando esto que la molestia sea aún mayor. Estos síntomas aparecen unos días antes de la menstruación y desaparecen al finalizar el período menstrual. En la siguiente tabla se enlistan los malestares que una mujer con un trastorno disfórico menstrual puede presentar:

SÍNTOMAS EMOCIONALES

Falta de interés por salir con amigos, realizar ejercicio o arreglarse

Enojo constante que genera problemas en sus relaciones

Cambios constantes en el estado de ánimo

Ansiedad

Problemas para concentrarse

Distanciamiento de la familia, amigos o pareja

 

SÍNTOMAS FÍSICO

  • Sensibilidad mamaria
  • Distensión abdominal
  • Dolor de cabeza
  • Edema (hinchazón) de piernas
  • Fatiga
  • Baja de energía
  • Dolor de articulaciones o muscular
  • Tensión muscular

 

SÍNTOMAS CONDUCTUALES

  • Cambios en el patrón alimenticio (comer de mas o de menos, y preferencia por los carbohidratos)
  • Insomnio
  • Hipersomnia (sueño en el día)

 

¿Cuál es el origen de este trastorno?

Es probable que los cambios hormonales que se producen durante el ciclo menstrual estén implicados en la aparición de los síntomas, pero se desconoce la etiología (causa) exacta.

 

¿Todas las mujeres podemos padecer un trastorno disfórico premenstrual?

Hasta el 80% de las mujeres experimentamos alguna alteración del estado de ánimo, sueño o síntoma físico en el período menstrual, sin embargo como lo he mencionado anteriormente, éstos son de leve intensidad y no requieren de alguna atención, solo el 40% de las mujeres que tiene estos síntomas pueden sufrir de intensidad moderada que requiera de consulta médica.

Únicamente del 3 al 7% de las mujeres muestran síntomas que cumplen con un trastorno disfórico premenstrual, donde se requiere la atención y tratamiento por parte de psiquiatría y/o ginecología.

 

¿Cuánto tiempo duran los síntomas?

Los síntomas se presentan durante 5 días antes de la menstruación, en cada uno de los últimos 3 ciclos menstruales. Para realizar el diagnóstico, cabe mencionar que los síntomas deben de ser de gran intensidad y crónicos, además de tener relación con el ciclo menstrual; por lo tanto si se presentan los síntomas ya mencionados en periodos donde no exista una relación con el ciclo menstrual, se debe pensar en otra enfermedad.

 

Entonces ya tenemos el conocimiento de qué es el trastorno disfórico premenstrual, por lo tanto:

¿QUÉ PODEMOS HACER?

  1. No justificar que todos nuestros enojos son a consecuencia de las alteraciones hormonales.
  2. Platicar sus problemas con la persona que usted considere más adecuada.
  3. Tener una dieta balanceada, disminuir el consumo de azúcar y sal, y en mejor caso: suspender el alcohol, la cafeína y el tabaco.
  4. Realizar ejercicio aeróbico de forma diaria.
  5. Si tiene problemas para dormir, realizar las medidas de higiene de sueño (ejemplo: no ver la hora en la noche, cenar ligero, mantener horarios para acostarnos y levantarnos, tomar pocos líquidos en la noche, etc.)
  6. Realizar por lo menos una vez a la semana una actividad relajante como hacer yoga, tai-chi, o ejercicios de meditación. En algunos casos son muy útiles los masajes.
  7. En caso de molestias, acudir con un especialista.
  8. Seguir las indicaciones que le brinde el médico.
  9. Si usted conoce a alguien con esta enfermedad, escúchela, no la critique y brinde su apoyo.
  10. Y recuerde vivir y disfrutar su presente.

 

 

Comentarios

comentarios