¿Cuándo comenzar la educación sexual en casa?

¿Cuándo comenzar la educación sexual en casa?
POR GABRIEL BELLO

Es difícil definir la edad adecuada en la que el niñ@ debe recibir educación sexual de parte de sus padres, pues factores culturales, morales, religiosos, así́ como el ambiente educativo en el que se está́ criando, lo irán determinando.

Sin embargo, educar desde temprano es lo mejor que podemos hacer; los prepara para que en su momento tomen decisiones adecuadas y no se pongan en riesgo.

 

La curiosidad es normal… mediante juegos, muchos niños exploran su sexualidad, así́ que la información correcta es la mejor forma de educarlos sexualmente.

 

¿Qué complica este proceso educativo que debe comenzar en el hogar?

  • Los padres tienen miedo a ser juzgados por terceros, de acuerdo a la información que sus hijos manejan; padres “mente abierta” = a hijos promiscuos.
  • Creer que sus hijos que ya están en secundaria (púberes), aún no están en edad de que se les hable de sexualidad.
  • Como padres, tener en su pasado traumas por abuso sexual, (en algunos casos), lo que les lleva a cerrarse totalmente al tema, reduciendo “el proceso de educación sexual” al sexo como único concepto, el que califican como sucio.
  • Tener miedo de que los maestros y demás orientadores académicos, participen en la educación sexual de sus hijos.
  • Creer que la vida se encargará de darle esta enseñanza a sus hijos, tal y como sucedió con ellos mismos cuando fueron niños.

 

¡La realidad!

Cada vez los niños están más expuestos a recibir estímulos de tipo sexual por el mundo digitalizado en el que les ha tocado crecer, y se ven expuesto a imágenes pornográficas, a series de TV sexualmente explicitas, a caricaturas, y canciones de contenido sexual, por lo que si los padres no actuamos dándoles educación sexual, los niños podrían recibor información no adecuada para su edad, ya sea del internet o de otros niños mal informados.

 

Comencemos por lo básico:

  • Si el niño pequeño (de 3 a 5 años) toca sus genitales, se está auto explorando. Debemos respetarle y no prohibírselo, ni transmitirle la idea de que se trata de algo sucio y de vergüenza, pues está descubriendo su cuerpo, y esta actividad es parte de su desarrollo sexual. Cuando los pequeños tocan a otros niños es curiosidad normal y tampoco debes alarmarte.
  • En la edad preescolar, los niños y las niñas aprenden sobre su cuerpo; las partes de su cuerpo y sus nombres. En casa el pene también es “pene”; y la vulva es “vulva”. Eliminemos los tabús, pues la falta de información y vergüenza nos llevan a ponerle al pene sobrenombres como “tilín”, “pajarito”, “cosa”, “animalito”, “tu parte”, sólo por mencionar algunos de los muchos sobrenombres que se le han puesto. Lo preocupante es que los genitales tienen un nombre, y cuando no lo usamos y le llamamos por un apodo, los niños crecen creyendo que el nombre real tiene algo de malo, y se comienzan a avergonzar.
  • Cuando tu hijo pequeño te haga preguntas de tipo sexual, contéstale de entrada con otra pregunta, por ejemplo: “mamá, ¿cómo nacen los niños? – si tú respondes: ¿tú como crees que nacen?-, te darás cuenta del nivel de información que tiene, y hacia donde debes encaminar tu respuesta.
  • Responde con la misma naturalidad con la que tus hijos preguntan. Si te alarmas, lo regañas o evades el tema, tu hijo te perderá la confianza, y serán otras sus fuentes de información.
  • No des vueltas ni te andes por las ramas. Tu respuesta debe ser clara, real y con contenido o explicación de acuerdo a la edad del niño. Si lo pretendes marear con una respuesta imprecisa o inventada, recuerda que tienen a la mano el internet, y pronto sabrá si le mentiste.
  • De 6 a 8 años los niños comienzan a manifestar el pudor, respétalos. – No lo obligues a mostrarse desnudo sólo porque “en casa no ocultamos nada”, o porque: “debes tenerle confianza a tu mamá”, etc. El pudor también se manifiesta en el discurso, por ejemplo: “papá, no hables de besar a mamá”. Pudor es vergüenza de exhibir el cuerpo desnudo, o tratar temas relacionados con el sexo. Pudor no es rechazo o falta de aceptación.

 

Muchos padres creen que la educación sexual para sus hijos debe iniciar en la adolescencia, y este es un error. Si los padres actuamos de esta manera, la falta de información correcta y precisa puede ocasionar en la mayoría de los casos, que los niños imaginen cosas que no son, o que reciban información equivocada de personas inadecuadas.

La educación sexual en los niñ@s es responsabilidad de sus padres, y entre más temprano se otorgue, mucho mejor.

 

* El autor es: Psicólogo especialista en adolescentes www.gabrielbello.com

 

Comentarios

comentarios