Craneosinostosis, un mal con solución

Craneosinostosis, un mal con solución

Por Brenda Colón Navar

Si has notado algo extraño en la forma del cráneo de tu bebé, la craneosinostosis podría ser responsable. Si bien este padecimiento afecta a pocos niños, su tratamiento es delicado, pero realizándolo a tiempo garantiza una mejor recuperación.

 

Para las parejas una de las mayores dichas es convertirse en padres, pero ese gran momento, puede verse afectado por complicaciones y padecimientos como la “Craneosinostosis”.

 

Este preocupante mal tiene solución y lo primero es atender al menor en cuanto sea posible, por ello Salud Actual contactó al especialista en Neurocirugía y Cirugía de Columna Vertebral, el Dr. Alejandro Stephens Antuñano, quien recientemente atendió un caso en el Hospital de la Mujer y el Niño .

 

“La Craneosinostosis es un mal congénito, donde se produce el cierre prematuro de una o más de las suturas que separan los huesos del cráneo de un bebé”, nos explicó el especialista.

Normalmente cuando nacen los bebés el cráneo está abierto y está únicamente unido por unas suturas membranosas que se cierran aproximadamente entre los 18 meses de edad y los 3 años, comúnmente conocido como mollera y médicamente como fontanela, agregó.

 

Estadísticamente hablando, la Craneosinostosis se presenta en proporción de 3 a 5 niños por cada 10 mil niños nacidos vivos.

 

¿Cómo afecta el bebé?

“Al cerrarse las suturas nos va a dar una deformidad en el cráneo, dependiendo de la parte que se cierre será la deformidad y para estudiarle se practican estudios como la tomografía o una resonancia magnética, así podemos observar las partes que están cerradas, las que están abiertas y lo que podemos corregir” nos indicó el Dr. Stephens aclarando que los estudios podían realizarse incluso antes del nacimiento del bebé, pero que la mejor recomendación era realizarlos después de que naciera.

 

En este caso específico, el médico fue notificado cuando el paciente contaba con cuatro meses de edad, sus padres habían notado una prominencia en la frente. Para quienes padecen este mal, en el 80% de las ocasiones sólo se produce una deformidad física mientras que en el 20% de los casos puede provocar retraso mental.

 

El tratamiento

El Dr. Stephens comentó que lo ideal es operar al bebé en los primeros meses de vida, cuando los huesos son más manejables y se puede corregir por completo la deformidad, permitiendo una excelente evolución del paciente, incluso el proceso de cicatrización se da de una manera muy rápida. La cirugía suele realizarse a los 2, 4, o 6 meses de nacidos, es lo ideal, posteriormente se les revisa mensualmente y después de cumplir un año del procedimiento, las revisiones son anuales.

 

Hasta hoy no se da determinado con exactitud el origen de la Craneosinostosis. Se denomina que es de herencia multifactorial ya que no se saben las causas que le generan, se considera que pueden ser factores del ambiente, genéticos, propios de los padres, en algunos tipos de deformidades se ha podido detectar que en el cromosoma 19 ha habido alteraciones que pueden generarles, detalló el especialista.

 

A pesar de que puede ser una experiencia difícil para los padres, el doctor señaló que en cuanto se observen deformidades debe acudirse al médico, así los niños no serán objetos de burla y podrá reconstruirse su cráneo.

No hay edad límite para realizar el procedimiento, se han atendido niños de 4 y 6 años, aquí el problema es que el proceso es más doloroso y el pequeño conserva el recuerdo de la operación.

 

La importancia de una unidad especializada en cuidados pediátricos

 

El Dr. Stephens reconoció que el contar con instalaciones y personal de enfermería como las que el Hospital de la Mujer y el Niño tienen, fue un factor decisivo en la cirugía, apoyó en mucho.

“Como cirujanos logramos realizar el procedimiento quirúrgico ya que manejamos todo el aspecto de la remodelación del cráneo, pero ya en los cuidados postoperatorios se requiere un cuidado especializado”, añadió.

La craneosinostosis en México y el mundo :

–       Afecta a uno de cada 2100 niños.

–       Se detecta antes de los 6 meses de vida.

–       La cirugía puede durar entre 3 y 4 horas.

–       A nivel mundial el 4 de abril se celebra el “Día de Concientización sobre la Craneosinostosis”.

 

Comentarios

comentarios