Conociendo a mi bebé antes del nacimiento

Conociendo a mi bebé antes del nacimiento

Ultrasonido obstétrico

 

Por Dr. Henry A. Mateo Sánez y Dra. Iris López Villa

 

El anhelo de conocer a nuestros hijos previo al nacimiento, se vuelve cada vez más grande por el deseo de saber a quién se va a parecer o por si debemos prepararnos por si su salud está comprometida, o simplemente para saber si será niño o niña. Lo cierto es que con los avances de la ciencia, todos estos puntos ya son posibles. En la Clínica de la Fertilidad de Baja California contamos con equipo de alta tecnología para otorgarle el mejor de los servicios respecto a su bebé.

El ultrasonido es un método seguro y no invasivo, que nos proporciona importante información diagnóstica, ya que podemos identificar malformaciones genéticas,  embarazos múltiples; la posición de la placenta y posición del bebé; el estado del cordón umbilical y restricción de crecimiento intrauterino, etc. y se puede vigilar la cantidad de líquido amniótico, entre otros.

Muchas veces el primer signo de un embarazo es el retraso menstrual, y eso nos lleva a realizar una prueba de embarazo en orina y/o en sangre, y cuando tenemos un resultado positivo, ahora sí nos interesamos por realizar el primer ultrasonido.

El primer ultrasonido obstétrico es para la identificación de un embarazo intrauterino, y para tener la información sobre la cantidad de embriones, y para saber si están vivos.

 

Ultrasonido en el 1er Trimestre

A las 4 Semanas De Gestación (SDG) se realiza el primer ultrasonido para identificar la ubicación del saco gestacional. Alrededor de la 5 SDG se escucha por primera vez el latido cardiaco fetal; el embrión mide alrededor de 2 mm céfalo-caudal. En 8 SDG se observa cómo se empiezan a formar las extremidades, se observa el cordón umbilical y se cuenta con una medida de 17mm. Se debe corroborar que el embrión tiene saco vitelino que es de donde se está nutriendo; posteriormente lo hará por la placenta. De la semana 10 a la 12 se realiza Ultrasonido Estructural, donde se hacen mediciones de extremidades,  cabeza, hueso nasal, de la translucencia nucal, abdomen fetal, corazón fetal, y se hace una revisión arterial uterina, buscando datos de malformaciones congénitas como Síndrome de Down, labio leporino y fisura palatina, no porque pensemos que el bebé está enfermo, sino para hacer una detección oportuna de dichas patologías.

 

Ultrasonido en el 2do y 3er Trimestre

El segundo trimestre es otra ventana para realizar el estudio morfológico, por el tamaño fetal y la cantidad de líquido amniótico. En estas semanas es donde realizamos vigilancia de vitalidad,  de crecimiento fetal,  o de anomalías respecto al líquido amniótico, y la revaloración de anatomía fetal para descartar patología evolutiva o de posible aparición tardía.

De la semana 24 a la semana 30, es el momento idóneo para utilizar herramientas de los avances tecnológicos como el 3D y 4D para lograr una imagen nítida, por la cantidad de líquido amniótico y el tamaño intermedio del bebé. Aunque  estas dos opciones nos sirven para  hacer una valoración completa en  nuestra consulta, es también utilizada para que los padres conozcan  con mayor claridad a sus bebés antes del nacimiento.

 

Comentarios

comentarios