Conectado o desconectado

Conectado o desconectado

Por José Carlos Tellaeche

Vuelve a ser dueño de tu vida y tus días, no permitas que la tecnología consuma y riga tu tiempo.

La mayoría tenemos no sólo el hábito sino la adiccion, sí, la adicción a revisar el teléfono todo el día y a todas horas. Para muchos, es lo primero que hacemos al despertar: revisar tu inbox y mensajes.

Ese acto de conectarnos al celular como primera cosa en la mañana causa que nuestra mente se active y empiece a pensar en pendientes, tareas y chismes, en vez de disfrutar un bello amanecer, un fresco baño y un desayuno en familia antes de que las tareas diarias invadan nuestra mente.

El punto es aprender a desconectarse del internet, las redes sociales y eso que ha robado nuestra vida social y trabajar en nuestra habilidad de relaciones humanas.

Sí, la tecnología es una herramienta muy útil, es impresionante tener toda la información en la palma de nuestra mano. Es útill para trabajar, comunicarnos, promovernos y mucho más. El problema está en el instante que nos consume más tiempo estar clavado en un dispositivo del que le dedicamos a nuestros seres amados.

Una vez escuché un reto que me encantó, aver si ustedes pueden con él. Al salir a comer con familia, amigos o conocidos, en cuanto se sienten, todos los teléfonos se van al centro de la mesa. Por supuesto que la tentación por agarrarlo si alguien te marca va a ser casi irresistible no contestarlo y también cuando recibes ese distinguido sonido de que acabas de recibir un mensaje o notificación. El chiste está en que la primera persona que agarre su teléfono por cualquier motivo, en ese momento paga la cuenta de todos. ¿Qué les pareció el reto? ¿Listos para tomarlo?

 

¡Bueno verdad!

 

Puedes perder el dinero, pue des perder la belleza, puedes perder el amor, pero si has perdido el tiempo, lo has perdido todo.

Comentarios

comentarios