Cómo vivir y disfrutar en pareja sin perder tu esencia personal

Cómo vivir y disfrutar en pareja sin perder tu esencia personal

Por Carlos Gutiérrez

Disfrutar de nuestra relación de pareja y aun así mantener nuestra individualidad es todo un arte, ya que en forma natural las relaciones exigen tiempo, y muchas veces debemos ser muy cuidadosos con nuestras actividades, para poder compartir con quien amamos, pero por el otro lado, tampoco debemos escatimar el disfrutarnos a solas, y hacer las cosas que más nos gusten.

No existen recetas mágicas

Cuando las parejas llegan a mi consultorio preguntándome lo que deben hacer para ser felices, les explico que no existe una receta exclusiva, y que cada pareja debe llegar a un acuerdo de la forma en que plantearán su relación, con esto quiero decir que la pareja tiene derecho a vivir como quieran, siempre y cuando estén conscientes de sus actos y sus implicaciones.

Ser feliz en pareja dependerá de los acuerdos individuales y de conjunto que se hagan, además del respeto y el cumplimiento de estos, y también de la fluidez con que tomemos el día a día.

¿Pero, qué con la esencia de cada miembro de la pareja?

Hablando de individualidad, también explico en consulta que cada uno de nosotros tenemos derecho a realizar las actividades que nos gustan y que nos realzan  como seres humanos. También que tenemos la obligación y el derecho de crecer y existir sin limitaciones de celos o control de otro. Que a pesar de que vivamos en pareja tenemos la obligación de ser autosuficientes, y esto en sí mismo, enriquece de manera extraordinaria la relación.

Hay una parte que me gusta llamarla “La danza de la Pareja” y le llamo así porque me imagino la vida de pareja como un baile, en el que cada miembro aporta su ritmo en armonía con el otro, en donde se baila la misma canción y se hacen pausas que sirven de descanso y reenfoque en lo que estamos haciendo como individuos, dentro de una relación de pareja.

Entonces, ¿cómo vivir en pareja sin perder nuestra esencia o individualidad, y qué puedo hacer yo sol@ con mis amigos y amigas estando casad@? ¿Todo debemos hacerlo juntos?

La respuesta no es fácil pero es cuestión de aprender y saber qué hacer.

En principio debes darte cuenta que tu pareja es en muchas maneras similar a ti, ya sea psicológicamente, socialmente o hasta físicamente, y esto significa que podrán ponerse de acuerdo para vivir felices.

Seguramente has escuchado la frase de: “Eso no es correcto para una mujer casada”, la cual es terriblemente limitante pero, ¿qué es lo correcto?, la respuesta es “lo que esté dentro del pacto de la pareja”, es decir, si en tu relación de pareja planteaste que podían salir con amigos en forma individual pues eso es lo correcto, pero si en esas salidas suceden cosas como exceso de alcohol, o de coqueteos o llegadas tardes, pues eso va a vulnerar tu relación tarde o temprano.

Por otro lado debemos entender “qué cosas  podemos hacer juntos y qué cosas no”,  el tiempo a solas es muy valioso y necesario.

Si hacemos una división de cómo usamos el tiempo,  podemos identificar que nos relacionamos con roles diferentes cada día, por ejemplo, tu rol como esposa, como madre, como hija, como empleada o empresaria, como ama de casa, etc, y en cada uno de ellos asumimos una actitud diferente,  y cómo puedes ver, tomar ese tiempo individual hará que todos tus roles mejoren, pues tu mejorarás como persona.

Es bueno hacer muchas cosas juntos en pareja pero no todo. Ambos deben separar actividades o terminarán como una masa apelmazada y sin forma.

Recuerda que “el punto de equilibrio” es esencial. Por ejemplo,  si sales  mucho con tus amigas, deteriorarás tu relación de pareja, pero si no sales, te deteriorarás a ti.

Algunas reglas básicas:

  • Si nunca sales con tus amigas o amigos, tarde o temprano terminarás aislad@.
  • Si sales mucho con tus amigas o amigos puedes deteriorar tu relación.
  • Evita los celos y las inseguridades.
  • Concede y exige confianza a tu pareja.
  • Siempre avisa a dónde vas, con quién vas y a qué hora llegas, esto es una medida de seguridad y no de control.
  • Jamás te excedas en los tiempos ni en el alcohol.
  • No construyas relaciones personales que perjudiquen tu relación de pareja.
  • Construye un pacto con tu pareja en donde sea claro lo que si pueden y no hacer para sentirse cómodos mutuamente.
  • Otorga el tiempo necesario para ti y para tu pareja.
  • No te ofendas si te piden espacio y asegúrate de darlo y tomarlo.
  • Ser pareja no significa ser esclavo
  • El matrimonio no es un contrato de limitaciones, es un acuerdo de construcción de felicidad.

Recuerda siempre que entre más feliz seas como persona más feliz serás como pareja.

Comentarios

comentarios