¡Cómo tener un mejor ciclo escolar!

¡Cómo tener un mejor ciclo escolar!

 Por Gabriel Bello

Estimado adolescente; investigaciones serias han mostrado que por encima de la inteligencia, están los hábitos y la autodisciplina. El grado de involucramiento de los padres en tu la formación académica, es un factor que influye positivamente en el rendimiento, sin embargo nunca será tan determinante como lo que tú como estudiante seas capaz de hacer por ti mismo.

A unos días de dar inicio al nuevo ciclo escolar, es importante que reflexiones sobre lo que hiciste bien, y lo que dejaste de hacer como estudiante en el periodo pasado.

A continuación te doy algunas recomendaciones que pudieses adoptar para que tu próximo ciclo escolar sea totalmente diferente.

 

Recomendaciones para un mejor ciclo escolar:

Ten tus apuntes completos.- Siempre he dicho que los apuntes completos son algo así como el maestro en casa. Tomar notas claras y bien organizadas de todas las clases es fundamental. Además te sugiero hacer apuntes adicionales a lo dictado o escrito en el pizarrón; para ello debes poner mucha atención y hacer notas de lo más importante dicho por el maestro.

No te distraigas.- Sentarse al frente facilitará ver, oír y seguir más fácilmente lo que el maestro está presentando; si no te es posible hacerlo, por lo menos no te sientes con los platicadores, con el mejor amigo, y mucho menos con la novia. La distracción es el principal enemigo en clases. Tampoco te obsesiones en el uso del teléfono celular. Es maravillosa la tecnología de estos dispositivos electrónicos, pero si te descuidas, comenzará a ser perjudicial.

Participa en clases.- La participación en clase afecta positivamente la calificación. Cuando participas, te estás asegurando de reforzar el conocimiento adquirido. Que no te dé pena hacerlo, muchos maestros dan puntos extras a los que “levantan la mano”.

Haz tus tareas.- De repente da tanta flojera realizar la tarea, que se opta por no hacerla o hacerla a medias, o de plano copiarla al día siguiente; las tres acciones son igual de perjudiciales. Hay que mantenerse al corriente y no dejar para “al ratito” las tareas. Los buenos estudiantes las hacen todos los días, a la misma hora y en el mismo lugar; así forman el hábito.

Despeja tus dudas en el salón de clases.- No te lleves dudas a casa. El maestro está para contestarte cualquier pregunta relacionada a su clase; los buenos estudiantes no se van con inquietudes. Si no entiendes algo hoy,  y no lo preguntas, mañana será ‘más que una duda’.

No dudes en pedir apoyo extra.- Los estudiantes que batallan para comprender o memorizar, se acercan al departamento psicopedagógico de su escuela y piden ayuda. Las asesorías, las tutorías, y los cursos de regulación académica, son básicos para mejorar las áreas en las que se es débil. Las escuelas ofrecen estos apoyos, pero de nada sirven si no te acercas para beneficiarte de estos programas.

Usa la biblioteca para estudiar.- Tener un espacio con libros para consulta, en silencio, sin distractores, con mobiliario especial, etc., es una gran oportunidad que se debe aprovechar. Ya sean libros físicos o cibernéticos, ir a leerlos a la biblioteca, es una excelente idea. No caigas en el gravísimo error de pretender estudiar estando al mismo tiempo en el “chat” con tus amigos.

Estudia para tus exámenes.- Uno de los errores más graves de los estudiantes es desvelarse una noche antes del examen, “estudiando”. El estudio sistemático, planeado y bien organizado, es garantía de un buen resultado, así que planea estudiar una semana previa a la fecha del examen.

Adopta un método de estudio.- De nada sirve que te sientes a estudiar cuando no sabes cómo hacerlo. Hay métodos muy sencillos que consisten en proporcionarte una guía para que el estudiar sea más fácil.

¡Te deseo un excelente ciclo escolar!
 

Burbuja de Contacto
Psicólogo especialista en adolescentes
www.gabrielbello.com

Comentarios

comentarios