Cómo ser una súpermamá, y no morir en el intento.

Cómo ser una súpermamá, y no morir en el intento.

POR LUCÍA CHÁVEZ

Es indiscutible que la chamba de ser mamá ocupa mucho tiempo y dedicación como para conciliar de forma efectiva las necesidades de la familia. Desafortunadamente en el afán de atender a nuestros cachorros humanos, es común descuidar nuestra salud; en algunos casos, ¡por años!

Aquí te comparto algunas estrategias para que evites el deteriorode tu salud, mejores el rendimiento en tus actividades diarias,y prevengas cambios de humor (sí, lo que comes tiene impacto ¡hasta en tus pensamientos!).
Para evitar que tengas tanta hambre y caigas en las tentaciones y los antojos, empieza bien el día con un desayuno que contenga proteína, grasa saludable y fibra; desayuna un yogurt con moras y nueces,o un omelette (con huevo entero, no elimines las yemas) de verduras salteadas con mantequilla.
Para evitar los episodios de ansiedad ode hambre descontrolada y mejorar tu concentración, incluye en tu día suficientes Omega-3.
Las mejores fuentes de Omega 3 son los pescados como el salmón y la sardina, semillas de chía, cáñamo y linaza; nueces de Castilla, y las carnes o mantequilla de libre pastura. Consume tres porciones de pescado a la semana,nueces o semillas diariamente, y un par de porciones de carnes a la semana.

Para controlar las hormonas del apetito, ¡deja de comer “saludable”! Los jugos, yogurts, cereales, barras nutritivas o de proteína, y las galletas de avena o linaza son cualquier cosa menos “saludable” ya que son altos en contenido de azúcar, y ésta tiene un efecto en el cerebro que detona antojos y estimula el apetito. Si estás a las carreras, lo último que quieres es volverte adicta al azúcar (todos los carbohidratos se convierten en azúcar en sangre) ya que las consecuencias de esta adicción incluyen subir de peso, sufrir bajones de azúcar (en particular a media mañana y a media tarde), padecer aletargamiento, irritabilidad o cambios de humor; sentir hambre constantemente o tener ansiedad por comer. Cuando estos síntomas se prolongan por años, no sólo aumenta el riesgo de depresión y ansiedad, también aumenta el riesgo de enfermedades degenerativas como la obesidad, diabetes tipo 2, y enfermedad cardiovascular.

Para tener energía que te dure todo el día, come proteína y grasas saludables en cada comida. La proteína aumenta la saciedad, y la grasa dosifica la energía. Esta combinación tiene resultados efectivos cuando se evitan los azúcares, granos y las harinas, de lo contrariono se tiene el efecto deseado.
Algunos ejemplos de un platillo ideal son: pulpo frito al ajillo con limón en cama de hojas verdes con guarnición de tomates; salmón al horno con pasta de calabacín en mantequilla y queso parmesano; carne de res con salsa chimichurri, ensalada verde y vegetales a las brasas; ensalada de espinacas con semillas y nueces, pollo al horno y ensalada caprese como guarnición; yogurt estilo griego con semillas de linaza y chía.

Para andar de buenas, la hormona de la felicidad, serotonina, puede estimularse por medio de la dieta, el ejercicio, y durmiendo entre 6 y 8 horas durante la noche. Cuando produces suficiente serotonina es menos probable que tengas antojos de dulce. Algunos alimentos que estimulan la producción de serotonina son los huevos, salmón, semillas y nueces, pavo, piña, queso y tofu. Otras formas de aumentar la producción de serotonina incluyen hacer ejercicio de forma regular, exponerse al sol, y tener un tracto digestivo sano.

Para tener una piel radiante y un cabello espectacular, incluye una porción de proteína cada vez que comas; no exageres en la cantidad, mejor enfócate en que sea de excelente calidad. Una porción de proteína es igual a dos huevos, o una pieza de carne (pollo, pescado, res, o cualquier carne) equivalente al tamaño de la palma de tu mano, o 2 oz (1/3 de taza) de nueces o semillas, o una taza de yogurt. También es necesario mantenerte hidratada, consumir Omega-3,e incluir antioxidantes, que se encuentran en la comida que es muy colorida como las frutas y las verduras. Limita la fruta a dos piezas al día, y consume tanta verdura como te sea posible, mínimo 4 tazas por día; prefiere las de color más intenso y procura darle variedad de color a cada platillo.
Por ti, por tu salud.

*La autora es Lic. En Nutrición y Ciencias de los Alimentos, Nutrióloga Certificada por el Colegio Mexicano de Nutriólogos y fundadora de Tu Nutrióloga en Línea.

Contacto:
Instagram: lucia_nutrition
Facebook: TNLTuNutriologaEnLinea
Sitio: www.TuNutriologaEnLinea.com

Comentarios

comentarios