¿Cómo puedes ser una mejor persona?

¿Cómo puedes ser una mejor persona?

Acceder más, hablar menos, escuchar sin juzgar y sin reaccionar… Tolerar para no incrementar la lucha de poder

Por Becky Krinsky

La vida no es una competencia donde uno tiene que demostrarle al mundo que es mejor. Una manera más acertada sería ver la vida como un reto personal que invita a ser mejor con uno mismo, con el fin de incrementar el sentimiento de bienestar y lograr una existencia plena y tranquila.

A pesar de lo difícil que es, NO discutir con personas intransigentes u oportunistas; callar ante imprudencias, berrinches o reclamaciones ilógicas; acceder a cambios de planes que sólo benefician a ciertas personas egoístas e insensibles con tal de evitar peleas, luchas de poder y momentos desagradables, podría parecer un acto heroico, pero en realidad es la decisión más acertada que se puede tomar.    

¿Es prudencia o “agachar la cabeza”?

Respetar los caprichos y los detalles personales e irrelevantes, parecería en la superficie que se habla de una persona sin criterio, sumisa, sin personalidad que se deja manipular fácilmente.  Sin embargo, entendiendo este comportamiento desde un aspecto más profundo, el ceder y no engancharse, otorga un poder mayor a la persona que cede, que a la que se impone.

Ser una mejor persona, aprender a acceder, comprender la situación sin provocar una lucha de poder innecesaria, promueve el bienestar, la armonía y la posibilidad de tener una mejor vida. Esto permite el desarrollo personal, favorece la flexibilidad en las relaciones, y finalmente, el individuo que cede es sin duda la persona que gana más de lo que pierde por acceder.  

El Poder de Ceder

Las relaciones humanas son necesarias y complicadas, sobre todo si se quiere tener una relación cercana, y desafortunadamente las personas que comparten la relación, tienen personalidades dominantes, caprichosas y rígidas.  

Cuando uno entiende la necesidad y la importancia de ver y reconocer el valor de cada persona a pesar de su difícil temperamento, construye un puente que acerca y nutre a las relaciones promoviendo el amor genuino y la buena voluntad que se necesitan para vivir mejor.

El ceder nutre la buena voluntad, facilita el dialogo y mejora la comunicación. Callar y no discutir ante imposiciones intransigentes es una decisión personal.  Uno solo puede ser responsable por la manera en que actúa individualmente y por la forma en que percibe a los demás.

Si uno reconoce que está tratando con personas difíciles, complicadas, berrinchudas, etc., es recomendable tomar distancia y no engancharse en una lucha de poder que sólo va a crear diferencias y malestar.  

Probablemente sea más fácil ceder, cuando se accede a cuestiones que no afectan directamente y no tienen relevancia personal. Como por ejemplo: cuando se trata de planes de diversión, pequeñeces o decisiones ajenas.  Pero, ¿qué pasa cuando hay que ceder ante situaciones que afectan directamente… ante personas imprudentes que ofenden y se imponen por querer controlar toda situación?

 ¿Cómo se puede ser mejor persona cuando hay que quedarse callado porque la conversación toma tonos agresivos o lastimosos?

La receta

Ser mejor persona

Ingredientes:

  • Perspectiva-  establecer las prioridades y tener claro los objetivos.
  • Compromiso – responsabilidad y decisión personal para ser mejor.
  • Integridad–  valores claros, sinceridad, y nunca comprometer los principios.
  • Respeto – reconocer que cada quien es diferente y tiene derecho a ser como es.
  • Buena voluntad – disposición positiva para encontrar la opción más productiva y eficiente.

Afirmación Positiva:

Mis pensamientos son positivos y con buena voluntad. Busco armonía con las personas que me rodean. Puedo ceder ante cualquier persona difícil que se trate de imponer o me quiera controlar. Mis relaciones son positivas, placenteras y busco hacer el bien en toda situación. Permito que fluyan mis pensamientos y que las palabras de los demás no me causen conflicto. Proyecto luz, paz y serenidad. Soy una persona feliz, libre, con entusiasmo, y agradezco la oportunidad para poder ser mejor cada día.

.  Cómo ser mejor persona

1. Aceptar las habilidades y las debilidades personales crea un compromiso sincero para ser mejor cada día. Cada persona tiene retos que no se eligen, estos llegan solos. Reconocerlos y tener la sabiduría para sobreponerse, fortalece y ayuda a descubrir el propio potencial que conduce al éxito.   

2. Tener ideas claras y metas fijas fortalece los pensamientos y los valores personales. Cuando uno sabe lo que vale y lo que busca, no es necesario imponer su punto de vista, ya que su confianza le da seguridad y le permite dejar ser a los demás.

3. La vida es muy valiosa como para malgastarla en cosas que sólo lastiman. No engancharse con cuestiones que crean dolor y resentimiento, o vivir enojado por cosas que uno no puede controlar porque es una pérdida de tiempo que limita, y que disminuye la posibilidad de tener una buena vida.

“Ceder no te hace ser menos ni perder tu poder personal, de hecho, ceder te hace más fuerte y te da el verdadero control de la relación”

Comentarios

comentarios