Cómo dar tu opinión sin lastimar

Cómo dar tu opinión sin lastimar

TU PERSONA|RECETAS PARA LA VIDA

 

Las opiniones y las CRÍTICAS pueden ser un buen recurso para crecer

 

POR BECKY KRINSKY

 

Nadie disfruta que le digan qué hacer o que le resalten sus errores, porque las opiniones muchas veces hieren el orgullo propio causando incomodidad, irritación, culpa o sentimiento de ‘ser inadecuado’.

La gente se molesta cuando recibe un comentario que no estaba esperando, sobre todo si no lo pidió, y se apunta a equivocaciones personales. Sin embargo, hay veces que estos comentarios por más rudos que sean, pueden ser herramientas legítimas para mejorar y crecer. Hay otras ocasiones en que las opiniones son críticas, cargadas de reproches o de envida, y lejos de ayudar, sólo buscan hacer daño y demostrar quién puede más en la lucha de poder.

Las opiniones o críticas toman a la persona por sorpresa, y tocan temas sensibles, difíciles de escuchar.

Aunque se tengan buenas intenciones, es importante tener prudencia y aprender cómo poder dar opiniones sin llegar a lastimar.  En realidad nunca es el momento adecuado para dar una opinión sin herir, entonces mejor será aprender a manejar aspectos básicos para ser efectivo y menos doloroso:

 

Antes de opinar hay que pensar:

*¿Cómo me gustaría que me dijeran esto?

* Que es primordial hablar de la acción que se quiere mejorar. No hay que criticar a la persona.

* La opinión debe ser: clara, concisa y no repetitiva. Basada únicamente en el beneficio de la persona que la recibe.

*La opinión o crítica debe ser dicha con un tono dócil y con el verdadero interés de ayudar.

*Con una ves que se da la opinión BASTA. No es necesario darse vuelo con mil ejemplos.

*En evitar criticar en un momento de crisis. Hay que hacerlo preferiblemente a solas y en lugar privado.

*En que de ser posible, hay que hablar en tercera persona para evitar agresiones directas que sólo logran que la persona se ponga a la defensiva.

*Hay que buscar el punto con benevolencia, pensando que la otra persona tiene una buena intención.

*Se debe recordar que nadie es perfecto y que es válido equivocarse, y entender que en general uno se toma el tiempo de criticar sólo a quienes quiere o tiene interés.

*Comprender que cuando se enfatiza en el cariño y el interés porque la persona mejore, la crítica se vuelve poco más noble y fácil de escuchar.

*Si se toma la opinión de los demás, se debe entender desde un principio que no es que se esté haciendo las cosas del todo fatal, sino que simplemente se pueden hacer o decir mejor las cosas.

 

Por el otro lado, al recibir cualquier crítica u opinión incomoda, es recomendable no tomarlas de manera personal ni defenderse.

¿Sabías que cuando se puede influir positivamente sobre otra persona, aquel que ayuda, comparte parte del mérito de la superación y el bienestar de la persona a quien ayudó?

 

Saber dar opiniones sin lastimar

Ingredientes:

1 Taza de Cariño e Interés – Atención especial en la persona. Deseo de que ésta sea mejor.

1 Pieza de Responsabilidad – Reconocer que las palabras tienen poder y lastiman.

1 Cucharada de Gentileza – Suavidad e inteligencia para hablar con nobleza.

3 Gotas de Prudencia y Compasión – Hablar con el tono y el respeto que uno quiere recibir.

1 Pizca de Creatividad y Humor – Buscar una manera simpática de dirigir el tema.

 

Recomendación del chef:

Cuidado con la intención.  Hay gran diferencia entre dar un comentario hiriente que sólo busca ofender, y el deseo auténtico de ayudar, al dar una opinión que mejore el desempeño de la persona.

 

Cómo lograr que las opiniones sean bien recibidas:

  1. Una crítica constructiva es una enseñanza valiosa. La visión de personas que se preocupan por uno es importante, crea conciencia de las acciones y los errores. Ofrece retroalimentación para crecer y desarrollar el propio potencial.
  2. La crítica previene de cometer más errores. Es incómodo y doloroso escuchar críticas, sin embargo es más penoso vivir repitiendo los mismos errores o perder oportunidades para mejorar. Un buen consejo puede salvarnos de muchos problemas.
  3. Es difícil aceptar una crítica, pues ésta lastima el orgullo personal. Generalmente llega inesperadamente y sin buscarla, por lo tanto es importante encontrar las palabras, el momento y el lugar preciso para comunicarla efectivamente, y así lograr un cambio positivo en la persona a la que se quiere ayudar.

” Cuando se quiere el bienestar de alguien, se sufre al ver que la persona se equivoca; la indiferencia no ve, ni escucha, ni siquiera pone atención cuando la gente se equivoca …”

 

Comentarios

comentarios