“Coco” palabra de gran poder nutritivo y curativo

“Coco” palabra de gran poder nutritivo y curativo

Por Susan Monsalve

El coco es una fruta de nombre pequeño, pero que es sin duda muy poderosa.

Y es que el Coco no sólo es considerado el “súper alimento de los súper alimentos”. Se dice que si hubiera una contaminación nuclear en el mundo, el coco seria lo único seguro para comer y tomar, pues por ser un antiséptico natural rico en nutrientes y tener un sistema de filtración perfecto a través de la palmera, no sería contaminado, ¡WOW!

Debo confesar que yo crecí con la idea de que el coco tardaba 6 meses en hacer digestión en nuestro cuerpo. Me traumé y no comía coco. Hoy en día “amo el coco” y todos los beneficios que aporta para mi cuerpo en mi vida diaria, gracias a tanta información como la que a continuación compartiré contigo.

Empecemos por el aceite de coco:

El aceite de coco contiene una combinación única de ácidos grasos con propiedades medicinales muy potentes. El aceite de coco es una grasa saturada lo que antes se pensaba muy peligroso para el cuerpo, pero que hoy en día está científicamente comprobado que es inofensivo y ayuda a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

En otras cosas, el aceite de coco es terapéutico para pacientes con epilepsia y Alzheimer. De hecho las poblaciones de lugares tropicales que lo consumen mucho son de las más saludables del mundo.

Además, el aceite de coco acelera tu metabolismo haciéndote perder más grasa, especialmente la abdominal que es la más peligrosa, y esto es gracias a los triglicéridos de cadena media, que han demostrado incrementar el metabolismo de las personas que lo consumen en tan sólo 24 horas, produciendo un gasto energético mayor en su organismo, lo que a largo plazo puede suponer una pérdida de peso significativa.

Y no sólo esos atributos tiene. El ácido laúrico presente en el aceite de coco puede matar bacterias, virus y hongos, ayudando a eliminar infecciones. Entre las propiedades más interesantes que se han demostrado, está la capacidad de combatir los virus y bacterias que causan influenza, herpes, citomegalovirus y VIH. Aunque no puede combatir el VIH cuando ya se ha desarrollado, este aceite puede combatirlo antes de la infección y disminuye sus efectos secundarios.

El aceite de coco también puede mejorar tu nivel de colesterol en sangre y reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular, además permite incrementar la función cerebral de los pacientes de Alzheimer.

Y entre otros de los beneficios, de este aceite de coco, este puede proteger el cabello del deterioro, e hidratar la piel lo que es excelente. Yo personalmente lo uso para hidratar mi piel y tratar alergias, y me funciona mejor que cualquier otra crema.

Como jabón es lo máximo, pues uno hecho a base de este aceite es lo mejor. Realmente es un alimento para la piel.

En La cocina, ¡también es una belleza! Es un aceite sin sabor que soporta muy altas temperaturas, así que es noble en la preparación de cualquier platillo.

Y no sólo el aceite es maravilloso, el agua de esta fruta es un pro biótico digestivo, antiséptico, electrolito hidratante natural y aparte es deliciosa y excelente para el sistema digestivo. En lo personal yo jamás usé el jugo de ciruela para mi bebé siempre he regulado su sistema digestivo con agua de coco. Aparte nos ayuda a balancear el PH del cuerpo y prevenir el cáncer.

Es tan mágica que puede ser un sustituto del plasma sanguíneo porque es estéril, no produce calor, y no destruye las células rojas siendo aceptado por todo el cuerpo, y aparte mata gusanos intestinales.

Controla los niveles de fluidos naturales del cuerpo, lo que ayuda a mantener la presión sanguínea, circulación, funciones renales, digestión y funciones hepáticas.

Ayuda a mantener nuestra concentración mental y ayuda en la prevención de dolores de cabeza manteniendo los niveles naturales de fluidos corporales y al cuerpo debidamente hidratado. Esta bebida natural isotónica tiene el mismo balance electrolítico que tenemos en nuestros cuerpos.

Estos son otros de sus beneficios :

  • Ayuda a prevenir la osteoporosis
  • Ayuda a controlar la diabetes
  • Promueve la regularidad intestinal
  • Promueve la función saludable de la tiroides
  • Ayuda con enfermedades de la vesícula
  • Ayuda a eliminar las infecciones de levadura (Cándida)

La gente llama el coco por muchos nombres distintos, un reflejo de su utilidad a las distintas sociedades. Lo llaman: el árbol de la vida, el árbol de la abundancia, el árbol del cielo. Casi todas las partes de la palma de coco pueden ser utilizadas. La palma de coco es una fuente de comida, agua, bebida, purificador, fluidore-hidratador, isotónico, energía, tónico, combustible, alimento de animales y refugio y la fibra es un rejuvenecedor de la tierra. La naturaleza nos ha proveído con un árbol que produce la mejor agua del mundo.

El agua de coco no tiene colesterol, ni grasa y es naturalmente baja en calorías.

Todos deben tomar esta agua de coco a diario. Es una bebida natural isótonica para todas las edades.

Después de toda esta información, no hay duda de que el coco es vida…. Como les decía, una palabra tan chiquita, pero con propiedades muy grandes.

Comentarios

comentarios