Claudia Magallón Ricco, la adversidad la hizo fuerte

Claudia Magallón Ricco, la adversidad la hizo fuerte

Claudia Magallón Ricco,
la adversidad la hizo fuerte

 

“Comíamos de lo que nos daban los vecinos, vivíamos en casas que nos prestaban, yo vendía gelatinas para buscar el alimento… como yo fui la mayor, yo me hacía cargo de mis hermanos y no tuve oportunidad de llorar o de quejarme…”

“Me siento satisfecha de dejar un pequeño legado, de seguir trabajando por los niños que tienen menos”

 

POR MÓNICA MÁRQUEZ

 

Con una infancia difícil, una maternidad temprana y sin apoyo alguno, Claudia Araceli Magallón Ricco abrió sus alas superando obstáculos, cayéndose y levantándose, voló fuerte y empoderada hasta convertirse en excelente mamá, fundadora de Mujeres con Misión A.C. y reina de Señora Belleza México Baja California.

A sus 42 años, Claudia tiene una historia de éxito que contar, una historia que inicia con hechos que la marcaron, aunque hoy se encuentra escribiendo uno de los capítulos de su vida que para ella es más gratificante: su labor altruista.

“Lo que más disfruto es mi trabajo en Mujeres con Misión, me siento muy satisfecha y orgullosa de haberla fundado; aquí, hacemos la recolección de donaciones en especie, comida, ropa y demás cosas que sirven a otras personas; nos enfocamos en ayudar a niños y ancianos”, explicó Claudia.

Esta Asociación Civil la fundó oficialmente en noviembre de 2018 y a pesar de ser pocos los meses en función, cada esfuerzo realizado ha sido gratificante, especialmente porque ha podido ayudar a niños en condiciones vulnerables y en extrema pobreza.

“Conocí a una niña, Jacky de 12 años, que me recuerda tanto a mí, cuando yo la vi sentí una empatía con ella, cuando traté de acercarme, ella estaba un poco reacia al contacto físico, pero yo sentía mucha empatía con ella, me recordaba mucho a mí, incluso físicamente… Si yo logro que ella haga algo en su vida, esa será mi misión en esta vida”, expresó sonriente.

Jacky es una niña que vive en condiciones muy especiales: no tiene padres, legalmente no existe porque nunca fue registrada, no tiene un techo dónde vivir, la mayor parte de su día a día la pasa en el basurero del Valle de las Palmas en Tecate, no sabe leer ni escribir, pero sí tiene mucha sed de aprender.

 

Una infancia difícil

Hoy, la vida la sonríe a Claudia: es una mujer de éxito y con muchos proyectos por delante, una familia que la apoya y la quiere, pero no siempre fue así, pues tuvo enfrentarse a una infancia difícil y llena de carencias.

Siendo la mayor de seis hermanos, sus primeros años los vivió en un hogar quebrantado con sus padres Salvador Magallón y Martha Ricco, él víctima del alcoholismo y ella postrada en cama por enfermedad.

Ante tal situación, su casa estaba llena de carencias, recordó con nostalgia, “comíamos de lo que nos daban los vecinos, vivíamos en casas que nos prestaban, yo vendía gelatinas para buscar el alimento… como yo fui la mayor, yo me hacía cargo de mis hermanos y no tuve oportunidad de llorar o de quejarme, tenía que estar ahí, ser el soporte de mi mamá y la defensa de mis hermanos porque mi mamá era muy violenta”.

Sin duda, esta infancia la hizo fuerte, la forjó, la enseñó a trabajar en todo desde los 14 años, sin sentirse humillada o avergonzada, al contrario, siempre orgullosa de poder llevar un poco de dinero a su casa.

 

Mamá a los 15 años

A los 15 años su vida dio un giro: se convirtió en mamá, un acontecimiento que la hizo aún más fuerte. “Yo fui muy feliz, mi embarazo lo viví por dos meses porque ni siquiera sabía que iba a tener un bebé, hasta que una doctora me dijo que estaba embarazada, tenía 7 meses y no sabía, a mí me faltaba mucha educación… Yo era muy delgada, sentía una bolita y como que algo se me movía, pero nunca pensé que era un bebé”, relató.

La llegada de su pequeñito representó una etapa muy difícil, admitió, su sueldo solo le alcanzaba para pañales y no para comer, así que ella tenía que buscar la manera de salir del entorno en el que se encontraba, por lo que decidió irse como indocumentada a Estados Unidos.

“Me fui a Estados Unidos con una conocida, y ahí cambió mi vida, todo mundo me quería ayudar porque era una menor de edad con un bebé en brazos, tuve mucho apoyo, gente que me guio, aprendí a hablar inglés rápido, trabajé mucho y me empezó a ir muy bien”.

La vida le sonríe

Transcurridos los años, de la jovencita temerosa, pero con mucha sed de salir adelante con su hijo, Claudia se convirtió en una mujer empoderada y exitosa, madre de 5 hijos, educada y con gran espíritu altruista que la llevó a buscar la corona de Señora Belleza México Baja California.

Claudia necesitaba un trampolín que le permitiera hablar sobre Mujeres con Misión A.C., por lo que decidió en febrero entrar a la audición de dicho certamen, donde finalmente compitió al lado de otras 17 mujeres, viviendo una experiencia que tuvo impacto en su vida. “Disfruté esta etapa, me descubrí más segura de mí de lo que yo creía”.

En las 8 semanas que duró la preparación, tuvo que aprender a ser tolerante, a convivir entre tantas mujeres con diferentes ideas, a no ser tan franca ni directa, siempre resaltado sus virtudes: persistencia, disciplina y honestidad.

 

Feliz de sus logros

Hoy, con una corona, con la misión de ayudar y el apoyo de una gran familia encabezada por su esposo José Flores, quien le permite volar y crecer, disfruta de su éxito… “Me siento satisfecha de dejar un pequeño legado, de seguir trabajando por los niños que tienen menos”, mencionó.

Para concluir, Claudia invitó a las mujeres a que no olviden que la felicidad de cada una viene del interior, va de adentro hacia afuera, pues nadie puede dar eso, la felicidad depende de cada una.

 

EN BREVE…

  • Libro favorito: Los Cuatro Acuerdos de Miguel Ruiz
  • Artículo indispensable: Cepillo de dientes
  • Música favorita: El mariachi
  • Mayor fortaleza: Sus hijos
  • Mayor debilidad: Sus hijos
  • Frase favorita: “Hay aves que cruzan el pantano y no se manchan, y mi plumaje es de esos”.

 

Comentarios

comentarios