Chef Martín San Román

Chef Martín San Román

EL PRIMERO EN POSICIONAR A TIJUANA EN EL MUNDO, CON SU GASTRONOMÍA.

 

Por Ana Patricia Valay

El primero en lo que sea, siempre hará historia, y a partir de ahí, habrá un antes y un después. Eso sin duda ha marcado la trayectoria de Martín San Román, haber sido la punta de lanza para dar a conocer a Tijuana en el mundo, a través de su estilo muy particular de cocina: la franco-mexicana.

DE TIJUANA PARA EL MUNDO

“Me tocó una época donde no se utilizaba el producto local. Lo máximo que conocías de la cocina de BC, era la langosta de Puerto Nuevo y la ensalada Caesar, y sólo lo sabíamos los de aquí. A mi me toca salir al mundo a promover TJ, que es cuando salgo con mi postre (ya hoy patentado), que bautizó como pastel de crepas Tijuana”.

“Realmente el trabajo de hablar bien de esta frontera lo hice desde el 89, y participando en muchos eventos en México, Estados Unidos, Europa, Asía, y Centroamérica”.
“Y cuando yo abro el Tour de France (por su comida y el lugar que era) el restaurante estaba desfasado a la época que se vivía en Tijuana; estaba adelantado 12 años”.

Martín San Román también fue el primer chef estudiado en Tijuana, egresado de la ‘Escuela de Cocina Francesa Lenotre’ en Paris, Francia, con estudios continuos en la Universidad de Michigan en EU.

SEGUIR INNOVANDO

Con envidiable energía, su franca sonrisa y total sencillez, observo al Chef San Román conversar amenamente con sus clientes. Tomo mi lugar para esperarlo, mientras me sirven de La Rotisserie San Román, su abundante platillo de Roast Beef, con sus famosas papas bañadas en una deliciosa crema como guarnición, así como con su gustada ensalada de hoja verde con fresa, cacahuates garapiñados y una vinagrata deliciosa.

Y llega el chef conmigo, y me cuenta cómo a lo largo de su vida ha tenido que reinventarse, pues no ha podido extraerse de los altibajos que suelen acompañar la trayectoria de la gente exitosa.

“Sigo creando, sigo siendo innovador, sigo haciendo negocios”.

“Creo que como todo en la vida, he tenido momentos difíciles, pero los he sabido sobrepasar. Y sé que después va a venir el (momento) bueno. Y le buscas, y no te das por vencido”.

“De repente las cosas se complican. De repente estás acá con los grandes restaurantes. Yo los tuve: ‘El Tour de France’ y ‘El Rincón San Román’ que fueron muy reconocidos y tenía operaciones grandes, y de repente te volteas y dices: ¡ya no tengo nada. ¿Qué hago? ¡Pues volver a empezar!”.

TOMANDO RETOS DESAFIANTES

El Chef San Román, internacionalmente reconocido, trabajó durante 15 años para SAGARPA, BANCOMEXT, y PROMÉXICO visitando más de 25 países del mundo como: Singapur, Tailandia, Inglaterra, España, Chile, Italia, Argentina, Costa Rica, Guatemala, Suiza, Bélgica, Luxemburgo, Holanda y China entre otros, poniendo en alto la gastronomía mexicana.

Su cocina ha sido degustada por varios Jefes de Estado, Gobernadores y Artistas a Nivel Nacional e Internacional, pero nunca se ha conformado, y entonces proyectos nuevos han tocado su puerta.

—¿CÓMO SURGIÓ EL PROYECTO DEL TEQUILA EN TU VIDA?

—Salió cuando yo estaba dando asesorías en Tepoztlán, en un lugar que se llama ‘Casa Fernanda’, y llegaron estas gentes, probaron mi cocina y me hicieron una pequeña investigación, y me dijeron: tú tienes una buena imagen en lo que es el sur de California, ¿no te interesaría asociarte con nosotros? Traemos ahorita Tequila en barril, y nos gustaría que nos ayudaras en las mezclas y poder manejar tu marca. ¡Me llegó solito!.

El chef se metió a fondo para conocer del tema, y creó junto con el maestro tequilero, un producto de cuatro líneas diferentes.

“El producto ya está allá con 4 puntos de venta en San Diego, y antes de que saliera al público en Estados Unidos, ya se había ganado tres medallas de oro, como mejor tequila”.

REINVENTÁNDOSE

Después de un proyecto en las Vegas que San Román, deja para evitar ser arrastrado por el tipo de vida que se vive en ese lugar, decide: “ya no voy a hacer nada en TJ, quería un cambio en mi vida. A la vez siempre me había gustado SD donde me ofrecen ser parte de Dobson, y mi vida cambia y vuelve a despegar. Ya estando ahí, se me da la libertad de volver a crear”, nos cuenta el chef.

Ahora además de Rotissiere San Román, tiene su restaurante Terrace San Román en Valle de Guadalupe, y está por abrir otro en ese mismo lugar.
“En este nuevo concepto van a salir mis 32 años de experiencia en la cocina, ahí se van a ver re ejados. He aprendido que entre más sencillo mejor, que menos es más, y ya sé que es lo que busca la gente”.

—¿MARTÍN, QUÉ CONSIDE- RAS, TE DISTINGUE DE OTROS CHEFS?

—Un estilo muy propio. Mi fusión de cocina Franco-mexicana. Soy el primero en haberlo hecho. No me salgo de mi tema. Puedo utilizar otros productos, pero mi esencia está marcada No soy un Picasso que quiere ser Siqueiros.

—¿CUÁL CONSIDERAS QUE ES LA CLAVE DE TU ÉXITO?

—Al principio me dedicaba mucho a trabajar, lo bueno es que me doy cuenta a una cierta edad y dije, mira: para lograr el éxito, primero la familia y luego el negocio. Si logras tener una familia y una relación buena con tus hijos, lo que venga es mucho más fácil. El negocio pasa a segundo término. Y además, hago lo que me apasiona. “Tengo 32 años de matrimonio y no tengo tatoos, y no me he divorciado que hoy es la moda en los chefs”, dice satisfecho y con una carcajada.

PARA SABER MÁS…

San Román ha recibido más de 255 RECONOCIMIENTOS en 12 PAÍSES. Ha viajado por todo el mundo, plasmando su pasión por el arte culinario en cada una de sus creaciones.

EN BREVE…

>> PLATILLO FAVORITO: Tacos al Vapor y Tacos de Barbacoa
>> BEBIDA FAVORITA: Mi tequila >> POSTRE PREFERIDO: Pastel de Crepas Tijuana (de su autoría)
>> ARTÍCULO INDISPENSABLE EN LA COCINA: Batidor
>> INGREDIENTE INDISPENSABLES EN LA COCINA: Aceite de olivo y ajo.
>> MAYOR FORTALEZA: Ser muy directo, y no me doy por vencido. Jamás me achico.
>> FRASE FAVORITA: Vamos para adelante…

Comentarios

comentarios