CAMINITO DE LA ESCUELA

CAMINITO DE LA ESCUELA

 ¡Con 10 en confianza!

Por Mayra Medina De Hijar

La paz existió durante los meses de gestación. Ahí todo era cálido, seguro y estaba bajo tu protección. Sin embargo, los niños deben nacer y enfrentarse al mundo con una única consigna: ser independientes, guiados inicialmente por ti. Luego viene la guardería, kínder, primaria y secundaria, hasta la adultez y el infinito.

Prepárate y provéele las herramientas necesarias para que se sienta seguro, acompañado y confiado en que cualquiera de las separaciones anteriores será en su total beneficio psicológico, físico y social. Iniciemos pues por una de las principales separaciones: el primer día de clases.

Salir al mundo (literal) y enfrentarse a lo desconocido, genera en los padres como en los niños, mucha ansiedad, angustia y estrés. Enfócate en aminorar esto en tu hijo. Confiar en ellos está en igual proporción a la confianza que tú tienes respecto a lo que hasta hoy has hecho.

¿Te consideras capaz y con preparación para esta nueva etapa? ¿Transmites tus temores sobre el mundo y la sociedad a tus hijos? ¿Consideras que serás un buen apoyo en sus próximas tareas? ¿Qué tanto confías en ti?…

Las siguientes recomendaciones son previas al inicio de clases, harán del primer día algo tan emocionante como desean:

 

Para el kinder

  • Infórmale que ha crecido, que llegó el momento de ir a la escuela dónde aprenderá grandes y nuevas cosas al lado de más niños de su edad.
  • Probablemente vaya a llorar. Comprende que llorar es la única respuesta que tiene frente a la ansiedad del cambio, aunque te duela más a ti. Confía y transmíteselo.

 

Para la primaria

  • Pon atención e infórmate de los cambios físicos, sociales e intelectuales que experimenta a su edad. Comprende y apóyale.
  • Ten presentes y muy claras sus habilidades; estimúlalas en su beneficio.
  • Pregúntale el qué, el cómo, y el por qué considera que la escuela y lo que aprenderá, le será provechoso.
  • Planeen actividades en casa que inciten su autonomía. Que aprenda a estar lejos de ti y a la vez seguro, confiado de que estas por ahí confiando también.
  • No lo compares con nadie y respeta su ritmo de adaptación y aprendizaje.

 

Para la secundaria

  • Refiéranse juntos al aprendizaje con actitudes y comentarios positivos.
  • Ayuda a fortalecer su autoconfianza, partiendo desde tu propia confianza.
  • Deja que aprenda: que organice sus tiempos, sus materias, sus tareas. Esto forma estructura, límites y estabilidad en su vida.
  • No hagas sus tareas ni le resuelvas cada problema. Deja que piense.
  • No lo sobreprotejas. Mejor pregúntale qué sentido tiene estudiar y cómo lo relaciona con sus metas, deseos y con su futuro.

 

¡Y el gran día llegó!

  • Prepara todo lo necesario con tiempo como la mochila y uniforme, involucrándolo siempre. No le transmitas tu estrés dejando esta actividad para el último minuto.
  • Que duerma temprano el día anterior.
  • Si mucho antes le has instruido en el uso de un despertador que deba escuchar y apagar, hasta que le sea natural, le hará más fácil la rutina para la etapa escolar.
  • Escucha y procura responder todas sus preguntas con sinceridad. Si no sabes algo, dile que preguntarás a los profesores y le informarás.
  • Al dejarlo, despídete tranquilamente transmitiendo confianza, no miedo ni ansiedad o euforia; dile que vas a regresar cuando terminen las clases.
  • En niños de kinder principalmente, sé amorosa(o) y tranquilamente déjalo(a) ahí, no prometas nada, excepto que regresarás. Posiblemente llorará, no trates de convencerlo de lo contrario. Repito: déjalo(a) ahí. Debe acoplarse y adaptarse a esta realidad de vida.
  • Recógelo y ve temprano, sin prisa, esto le dará mayor seguridad y confianza.
  • Pregúntale con la misma actitud con que lo dejaste, si te desea contar su experiencia de primer día, pero respeta si no no lo quiere hacer. Permite que asimile y sea él/ella quien te cuente libremente.

*La autora es Licenciada en Psicología Familiar.

Psicoterapeuta Familiar y de Pareja.

www.psicofamiliaypareja.com

www.facebook.com/psic.mayra.medina

Comentarios

comentarios