Calendario de amor

Calendario de amor
POR MARU LOZANO

En ocasiones los hijos reprueban varias materias, o entran condicionados al siguiente ciclo escolar, o bien tuvieron que ser invitados a pertenecer a otro plantel por conducta inapropiada.

Por ello es recomendable que al chico o chica  se le reciba en estas vacaciones con algún tipo de actividad recreativa, y labores domésticas a la par de la nivelación académica.  Ambas actividades calendarizadas, con horario y no negociables.

Si no se puede acceder a un tutor académico, que ponga al corriente al hijo o hija, se puede accesar a la página gratuita de Khan Academy en español o bajar la app.

Esta propuesta educativa de primer mundo la fundó Salman Khan junto con innumerables expertos en educación, donde lo fascinante es que los tutoriales están por grados, desde primaria hasta bachillerato.

 

Durante las vacaciones y ya para entrar en agosto al nuevo grado, es importante que tu expresión verbal y no verbal se modifiquen por completo.

  • Evita nombrarle con adjetivos y comparaciones negativas.
  • Recupera el control poniendo reglas claras en la casa, fuera de ella y para los dispositivos electrónicos.
  • Asigna una labor doméstica que a diario y por siempre deberá ser cumplida por el hijo.
  • Sienta las bases de la convivencia en el hogar y en las situaciones familiares.
  • Otorga el dinero de acuerdo a como se lo haya ganado el hijo o hija.

 

Consejos para hacer

El asunto está en el poder que tienes tú,  para dar lo que a ellos interesa:  cosas, dinero, permisos y tiempo para todo.

Primero haz una suma de todo el dinero que les das directa o indirectamente:  para recreos, celular, para sus aplicaciones, para sus gastos de ropa y gustos varios; para salidas, cine, etc., y divídelo entre catorce.

Elabora en una hoja un calendario dividido cada día de lunes a viernes en dos: la escuela y la casa.  sábado y domingo:  casa y familia.

Si el lunes no hubo queja y te cercioraste que se hizo tarea, etc., le pones una palomita.  Si en casa hizo las labores que se especificaron, palomita.  Si no hizo nada, simplemente un “guión”, (no tache).

El sábado, si hizo las labores y demás, palomita; si fue a las convivencias familiares y estuvo divino, palomita.

Cada palomita es la catorceava parte del dinero que se suma y se le entrega.  Ya el chico o chica sabrá cómo lo administra y cómo lo gasta.

Éste método habla solo. No es necesario que le digas que no ha juntado mucho o que va mal… ¡nada!  Simplemente sumas y entregas.  ¡Pierde el miedo a darle a tu hij@ así!

Cuando queremos controlar al hijo por el dinero, nos volvemos chantajistas y nunca aprenderá a realizar nada por el hecho de superarse, sino por el hecho de agradar al superior, ¿eso quieres que haga cuando grande? o ¿preferirías que trabaje por sus sueños de una manera organizada y aterrizada?

 

Y ¿qué con relación a la escuela?

Al estipular las reglas de escuela, ahí ni te metas. El chico sabe perfectamente que tiene que aprobar y conducirse como él sabe que debe hacerlo. Es su territorio.  Sólo acompáñalo, monitoréalo, pero que él se encargue de preparar su uniforme, útiles, lonche, etc.

Dale una agenda y checa que la lleve como es debido.  Permite que la escuela, que es un lugar repleto de gente que estudió educación, lo conduzca.

En la casa, las reglas y normas de convivencia las preparan los adultos y se dan a conocer.  Lo que puede ser negociable a la hora de comunicarlas, es el horario.  Por ejemplo, si el chico tiene que sacar la basura y barrer el patio, se lo comunicas, y él elige a qué hora lo hará.  Si pasa de esa hora y no lo ha hecho, no le recuerdes nada, simplemente pones “guión” ese día en el rubro “casa”.

En el rubro “escuela”, dile que te tiene que mostrar evidencia. Ellos solitos te dicen que ya hicieron todo, si no es así, en la noche pones “guión”. Tú calladita.

Algo que siempre hice, acompañando esto con mis hijos, fue que yo les daba el dinero de la colegiatura, y ellos se bajaban al banco a depositar.  También algunos servicios.

Menos quejas, sólo acciones. ¡Verás resultados asombrosos!

Notarás cómo surge la parte humana que por supuesto, todos los hijos tienen, grandes o chiquitos.  Al pagar ellos el gas, agua, etc., se sienten involucrados, y no te ven como la fuente que obligatoriamente y sólo por su linda carita, merecen de todo extraer.  Una manera maravillosa de mostrarles el mundo tal cual es ¿no lo crees así?

Comentarios

comentarios