Anavel Olmedo, trás las huellas de su madre, la héroe de su vida

Anavel Olmedo, trás las huellas de su madre, la héroe de su vida

MUJERES INSPIRANDO MUJERES

 

Por Ana Patricia Valay

 

Para Anavel Olmedo su mamá no sólo fue la mujer que la sacó adelante a ella y a sus tres hermanos cuando quedó completamente sola, sino que sigue siendo modelo a seguir, su fuente de inspiración, y el motor que la mantiene activa, creativa y exitosa en el mundo de la gastronomía con sus tamales gourmet que se han vuelto famosos más allá de esta ciudad fronteriza.

 

—¿Y que aprendiste de tu mamá?

Su entrega con sus hijos. La tenacidad en los negocios, era una persona visionaria 100%, una mamá muy entregada y una persona muy dura, con muchísima fortaleza, nunca la vi quebrada. ¡Jamás…! Y yo traigo su escuela, porque de  bebita me enseñaron a trabajar por lo que yo quería,  por mis ideales.

 

—¿Entonces eres parecida a ella?

Sí, en todos los sentidos. De hecho me lo dice mucha gente, y es como mi orgullo llegar a parecerme a ella. Mi héroe en mi vida es ella

 

Vidas paralelas

Y sí que se parecen; sus vidas son muy similares. Ambas tuvieron que sacar adelante a sus hijos sin el apoyo de una pareja, y mientras su mamá y  su abuelito fueron fundadores del Mercado Hidalgo, que ya tiene 63 años de antigüedad, desde noviembre del 2016 ella ha regresado a trabajar a este lugar lleno de recuerdos y éxitos.

“Me acuerdo que cuando llegué al mercado tenía 9 años. Mi rutina era levantarme, ir a la escuela, y me iba al mercado. Crecí entre carretas, carros, turismo y vendiendo, siempre vendiendo desde chiquita”.

 

—¿Y qué vendían?

—Abarrotes. Yo estaba  atrás del mostrador y veía a mi mamá como era buenísima para vender, y a mi también me iba bien desde chiquita. A los nueve años mi mamá, nos puso una  cristalería y vendíamos al turismo. Ahí hice mis tablas como comerciante.

Pero, Anavel no sólo es comerciante, también es diseñadora de moda.

“En la IBERO me dijeron: ¿quieres entrar a corte y confección? y dije va, y luego, luego me becaron. Yo creo que porque vieron mis ganas. De ahí me enfoqué mucho en la moda en BC, incluso tuve mi Boutique. También cuando ganó Lupita Jones, cuatro diseños míos estuvieron entre los finalistas”.

Pero se vino una devaluación muy tremenda. “Se devaluó mi trabajo porque EU empezó a meter mucho producto chino, y ya se iban más a lo barato que a lo de sastre que era lo que yo  hacia”. Así que cerró su taller de modas, y regresó al mercado a ayudarle a su mamá.

 —¿Te pesó dejar el negocio?

—¡Sí! mucho.

 

—¿Y cómo fue que ideaste el negocio de los tamales gourmet? 

Pues resulta que un día del 2011, en una tormenta enorme que hubo en Tijuana, yo vivía en Popotla y nos quedamos varados, y no había más que maíz y pollo, porque no pudimos salir como en cuatro días.

Así que empiezo a cocinar y a mis hijos les encantaron, y como comerciante, dije: ¡ah caray, esto me agrada! Finalmente puso un restaurante y los tamales tuvieron éxito, pero por la presión de ser mamá sola y porque se enfermó, lo tuvo que cerrar.

 

Cuando mamá faltó

—¿Y luego cómo fue que volviste a ser empresaria?

—Mi madre acababa de morir (hace ya 12 años), y entré en depresión. Y para salir de esto empecé haciendo joyería y trabajando en expos fui conciente de que tenía que ocupar mi mente en algo, y me dije:  “¡Basta! Mi hija fue un motivo muy grande porque me dijo mamá quiero que te levantes de la cama, ¡siempre estás triste!

—A mi las depresiones me hacen por trabajar, y pienso: “tengo que salir adelante y  trabajar lo triple.  Es mi manera de no entrar en depresión, ocupando mi mente y siendo creativa.

Finalmente Anavel decidió regresar al Mercado Hidalgo y puso en forma un negocio original de tamales gourmet.

 

—¿Y cómo se te ocurrieron las combinaciones tan originales?

—Pues todo fluyó gracias a que se me abrió una caja de pandora increíble en el mercado porque ahí está todo, es como un paraíso para los cocineros. Y bueno, yo creo que si tiene un buen sabor en tortilla, tiene un buen sabor en tamal.

El camino ha sido arduo, los tamales gourmet han encantado, pero también han sido fuente de escándalo. ¡Mucha gente me atacó! Dijeron que cómo era posible que yo rompiera con la tradición de tamales, pero en mi cocina no hay reglas, no hay etiquetas. Por eso mi slogan dice: “Si eres de mente cuadrada no pruebes mis tamales, porque no estás abierto al cambio”.

Así en su diario vivir, Anavel siempre tiene en mente a su madre, “el ser que más me amó en la vida”, su guía a seguir, pues aplica cada una de sus enseñanzas, buscando ser una mejor versión de sí misma como mujer, mamá, y empresaria.

 

Recomendaciones de Anavel Olmedo

  • Su tamal Favorito
  • De camarón con Marlín. Va envuelto en Tocino con queso Monterrey,
  • y una salsa en chipotle con verduras.
  • El tamal que la catapultó: el de gansito.
  • El más nuevo: el de pizza.

 

Mensaje

Las mujeres somos capaces de todo, que no te digan que no puedes, estamos en una era de mucho machismo, y desafortunadamente hay muchas compañeras que han sido golpeadas, sometidas y ultrajadas. Nuestra voz vale, nuestros valores y poder.
Créete que tú eres única, y si tu puedes, yo puedo.

 

Comentarios

comentarios