Amar es una decisión

Amar es una decisión

TU PAREJA

POR CARLOS GUTIÉRREZ

 

Cuando piensas que en el corazón no se manda, seguramente necesitas ayuda.

Una de las cosas más importantes en nuestra vida, es que podemos vivir en equilibrio, y esto tiene que ver con todo lo que nos rodea. Por ejemplo, usted pudo comprar su auto último modelo pero sufrir cada mes para pagarlo, eso es perder el equilibrio. Usted tiene una flamante pareja que cuando le hace el amor se siente perfecta, pero en todo lo demás sólo siente hastío o cansancio, eso es perder el equilibrio.

A las personas nos gusta mucho enamorarnos, pensando que esa es una condición perfecta del ser humano, y eso es un gran error. Me explico: Amar no es lo mismo que enamorarse.

Aunque usted no lo crea, amar es un proceso consiente, y enamorarse  es un estado fisiológico y emocional.

El enamoramiento es un estado fisiológico en el que tenemos una sensación eufórica hacia la otra persona. Es una emoción descontrolada, y un deseo profundo por tenerla. Es una especie de embriaguez emocional en la que sólo vemos cualidades en nuestra pareja, por lo que la necesitamos junto a nosotros.

Amar, por su parte, es un estado de conciencia. Es el gusto por servir a otro, en el que cuidamos nuestra dignidad y la de nuestra pareja.

Una vez que determinamos esas dos grandes diferencias, podríamos entender que podemos AMAR Y NO ENAMORARNOS o ENAMORARNOS SIN AMAR o mejor aún, AMAR Y ESTAR ENAMORADOS.

Estos conceptos  básicos ayudan a darse cuenta de que AMAR ES UNA DECISIÓN en la que usted tiene el control y responsabilidad de sus actos, de sus pensamientos, de sus palabras y  de sus emociones.

Ahora piense en cómo construyó su relación de pareja, y si logró pasar del enamoramiento al amor, entonces le felicito. Pero si no es así, le sugiero revisar algunas cosas importantes como las que a continuación le escribo:

  • La felicidad NO debe ser basada en la relación de pareja. Una persona debe ser feliz antes de establecer una relación de largo plazo, y entonces compartir felicidad, y no depender del otro.
  • La felicidad de su pareja no debe sujetarse al sufrimiento de usted o viceversa. Si usted la está pasando mal para no incomodar a su pareja, entonces hay un desajuste en su relación que debe atender y resolver.
  • Su matrimonio no debe ser su cruz. Ya no estamos en los tiempos de la mujer sumisa y abnegada que acepta todo sin anteponer su dignidad como persona.
  • Ningún pretexto es bueno para sostener una vida de sufrimiento y conflicto. Algunas parejas permanecen juntas por diferentes razones: unas económicas, otras morales, otras por conveniencia o por los hijos.
    Esto no debe pasar. Por ejemplo, piense en un matrimonio conflictivo que está junto por “el bien de los hijos. ¿Qué cree que pasa con los hijos de matrimonios conflictivos? La respuesta es simple: ¡sufren mucho! No use pretextos para mantenerse en una relación donde existe más sufrimiento que felicidad.
  • Ser padre no es lo mismo que ser pareja. No se quede en una relación de pareja sólo por los hijos. Dese cuenta que ser pareja no es lo mismo que ser padre. Usted puede tener una familia bonita aun cuando exista un divorcio, pues si establece que estando separados también pueden ser buenos padres, entonces encontrará mil satisfacciones para usted, sus hijos y su antigua pareja.
  • Amar es un arte que debe tener una buena dosis de conocimiento e inspiración. Saber amar significa saber servir. También significa respetar y ser respetado. El amor es bondad y dignidad, es firmeza en la vida y en los actos, es ternura y comprensión, y todo esto se da, NO se intercambia.
  • Amar es una decisión consciente basada en sentimientos razonados y no en emociones. Si usted REACCIONA significa que está activando un mecanismo emocional muy primitivo, pero si usted ACCIONA significa que controló sus emociones, y razonó que es lo mejor en función de lo que siente.
  • Amar es la capacidad y el gusto por servir a otros sin esperar recompensa.

Como puede usted ver, amar es una decisión consciente que tiene que ver con el autoconocimiento, y con el grado de felicidad en el que una persona se encuentre.

Puedo decirle también que usted puede tener el control de sus emociones, y así tomar caminos en su vida que le convengan, le alegren y le beneficien, pero al mismo tempo usted puede decidir hacer de su vida un infierno.

Debe darse cuenta de que “su vida es suya”, y en ese sentido, entender que lo que haga con ella dependerá de usted.

Lo que siente, piensa, dice y hace sucede en usted y desde usted, así que nadie más es responsable de sus actos.

En resumen,  ¡enamórese y ame sin medida!, lo único que le sugiero es que se responsabilice de ambos actos, y lleve su vida por caminos donde exista el equilibrio y la autorrealización.

 

*El autor es  Psicólogo con maestria en Familia. Además es Hipnoterapeuta

 

Burbuja de Contacto

Carlosjgutierrezc@gmail.com

Cel: 6641744230

 

No se te olvide leer más noticias en RevistaMujerActual, así como también seguirnos en nuestras páginas de FacebookInstagram y Twitter

 

 

 

Comentarios

comentarios