Álvaro Blancarte, gran maestro y artista autodidacta

Álvaro Blancarte, gran maestro y artista autodidacta

“El secreto de una buena vejez es hacer un pacto honrado con la soledad”, es la frase favorita del artista nato y maestro Álvaro Blancarte, del libro Cien Años de Soledad del reconocido escritor colombiano Gabriel García Márquez.

Álvaro Blancarte es originario de Culiacán, Sinaloa, pero reside en Baja California desde hace 28 años entre Tijuana, Tecate y Mexicali. A sus escasos 4 años de edad tuvo su primer encuentro con las artes formando figuras de barro.

“Desde muy chico hacía cultura en mi tierra natal, agarraba el barro y hacía figuritas de barro, monitos y todas esas cosas”, compartió.

Blancarte estudió artes en la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) y tomó algunas becas de artes en Europa; sin embargo, se considera un artista autodidacta.

“He estado en algunas partes del mundo haciendo cosas, aprendiendo y enseñando. No tengo licenciatura, ni carrera trunca, soy autodidacta. Yo pienso que se nace con la pintura, que lo trae uno desde lo más profundo del ser; uno nace y te amacizas más con las cosas que aprendes, académicamente hablando”, puntualizó.

Sus influencias

Parte de la influencia que ha tenido el maestro Álvaro Blancarte ha sido los grandes muralistas mexicanos como David Alfaro Siqueiros y Diego Rivera, aunque sus influencias han ido variando conforme a las épocas.

“Tenemos influencias desde que comenzamos a caminar y a hablar; yo creo que las influencias son interminables y permanentes, pienso que todos somos hijos de padres conocidos por más que quieras ser muy original tienes una influencia de alguien. Yo tuve en una época influencia de Picasso, por qué no hablar de los muralistas como Siqueiros, como Diego, en otra época puedo hablar de Antoni Tápies; puedo hablar de mil influencias inconscientes, pero lo importante es ser tú mismo” señaló.

La inspiración del maestro Blancarte surge a partir del trabajo y de las ideas. “Mi inspiración es el trabajo, tienes que trabajar una idea; es importante trabajar con ideas interminables”.

Las obras del artista Álvaro Blancarte se conforman por series, las cuales constan mínimo en 100 obras por serie. Actualmente, el artista cuenta con 50 series diferentes realizadas a lo largo de su trayectoria; el máximo son arriba de 200 obras. Esto surge con la finalidad de grabarse perfectamente bien sus obras, dejarlas por un tiempo y retomarlas cuando él quiera, afirmó.

El pasado mes el maestro expuso en CEART Tecate, una serie conformada por 200 obras llamada “Alquimista Matérico”, en la cual plasmó su idea del barroco profundo y Raquel Tibol bautizó su técnica como Neofresco.

“Es un estudio sobre el arte barroco, lo transformo y lo traigo a mi época al estilo Blancarte, lo aplico con mi conocimiento a mi idea”.

Las obras de Blancarte han sido expuestas alrededor del mundo, en ciudades como Nueva York, Chicago, en algunas ciudades de Italia, Francia, Palestina, Panamá, sólo por mencionar algunos.

Sus logros y retos

El mayor reto que el maestro Blancarte enfrenta día a día es su lienzo. “Mi reto es todos los días, qué voy a enfrentar, qué voy a tener frente a mí (lienzo), qué voy a terminar, a comenzar o en medio del trabajo; ese es el reto más importante que uno tiene, no es el reto del qué dirá la gente, qué dirá la crítica, qué comentarios habrán, ¡no! El reto está frente a ti, quién eres tú frente a lo que tú vas a hacer; para un artista eso debe ser lo más importante” afirmó.

A lo largo de su trayectoria catedrática en Baja California, el maestro ha logrado consolidar un legado de grandes artistas plásticos y visuales que han representado la ciudad de Tijuana a nivel internacional. Además, en 1993, el artista Álvaro Blancarte ganó el primer lugar en la Bienal de Baja California.

“Tijuana está considerada como la séptima ciudad en el mundo con una voz propia en artes plásticas y artes visuales, arte contemporánea; y para satisfacción mía, la mayoría de los artistas que están en propuesta a nivel internacional es egresada de mis talleres en el Centro Cultural Tijuana, y de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC)” señaló.

Álvaro Blancarte ha tenido muchas satisfacciones en su vida y una de ellas es ver concluida su obra. “Creo que cada vez que termino un cuadro después de una lucha de sufrimiento y gozo, llego a la conclusión de algo y esa es una satisfacción muy grande. Yo creo que todos pintamos para uno mismo, yo creo que el arte es así, es para ti, no tiene que ver trabajar para que me vean, es trabajar por necesidad espiritual, si no trabajas te mueres de inanición, de hambre espiritual; tienes que sacar todo lo que tienes dentro, es parte de la pintura; cada cuadro tiene un pedazo, una esencia, es lo que pretendo ser yo en la vida con mi arte, con mis cosas” concluyó.

Frase

“Yo creo que todos pintamos para uno mismo, yo creo que el arte es así, es para ti, no tiene que ver trabajar para que me vean, es trabajar por necesidad espiritual, si no trabajas te mueres de inanición, de hambre espiritual; tienes que sacar todo lo que tienes dentro, es parte de la pintura; cada cuadro tiene un pedazo, una esencia, es lo que pretendo ser yo en la vida con mi arte, con mis cosas”

Comentarios

comentarios