Alteraciones cervicales e infertilidad

Alteraciones cervicales e infertilidad

GINECOLOGÍA 

 

POR Dr. Henry Mateo Sánez y

         Dra. Astrid Frausto

 

La cervicitis es un término que se refiere a la inflamación del cuello uterino en su totalidad, que es la parte inferior y estrecha del útero que se une con la vagina. Es un problema muy común que se presenta con mayor frecuencia en mujeres en edad reproductiva. Es la vía de inicio más frecuente de las infecciones cervicales y de sus importantes repercusiones en la vida reproductiva de la mujer.

 

¿Qué causa la cervicitis?

Es comúnmente el resultado de una infección de transmisión sexual. En la actualidad, Chlamydia trachomatis, Neisseria gonorrhoeae, Gardnerella vaginalis, Tricomoniasis, Cándida, el Virus de Papiloma Humano (causante de Cáncer Cervicouterino), y el virus del herpes simple (VHS) son los agentes infecciosos reconocidos en las cervicitis.

Existen múltiples factores de riesgo que aumentan las probabilidades de padecer cervicitis, tales como un comportamiento sexual de alto riesgo, lo que incluye tener múltiples parejas sexuales, o practicar relaciones sexuales con personas que han tenido relaciones de riesgo.

 

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de una cervicitis se pueden reflejar con un sangrado anormal entre períodos menstruales normales, así como cambios en el flujo vaginal; puede presentarse con diferentes tonalidades: gris, blanco o amarillo; dolor y/o ardor al orinar,  dolor durante el acto sexual. A pesar de que pueden producir flujo cervical  abundante, la mayoría de los casos nunca manifiestan síntomas, implicando una mayor dificultad para un diagnóstico oportuno. Siendo causa más frecuente la transmisión entre parejas sexuales.

 

Diagnóstico de la cervicitis

Para establecer el diagnóstico, se requiere exploración cuidadosa de la paciente así como una colposcopia, con un espejo vaginal que permite visualizar el cuello del útero y verificar si existen alteraciones, un estudio del exudado vaginal y cervical, también conocido como Papanicolau. Mediante esta técnica se logra determinar el agente infeccioso, y así poder administrar un tratamiento específico.

 

¿Cuáles son las complicaciones?

La cervicitis puede estar presente durante años, sin embargo en ocasiones la infección se puede propagar hacia órganos cercanos. La inflamación de las trompas de Falopio puede ocasionar obstrucción que deriva en infertilidad. De manera indirecta, la inflamación local provoca cambios en el moco del cuello del útero, que afecta el paso a los espermatozoides y su ascenso, derivando en la infertilidad. Además, la irritación crónica puede favorecer la aparición de cáncer cervicouterino.

En la mujer embarazada las complicaciones suelen ser más graves, ya que puede ocasionar parto prematuro,  infección postparto, así como infección ocular del recién nacido.

 

¿Cómo se puede prevenir?

Es necesaria la educación de la población de riesgo, con la adecuada educación sexual en sectores poblacionales de alta incidencia de estas enfermedades, evitando prácticas de riesgo, y utilizando métodos de barrera. Se debe promover el uso del preservativo y acudir con su médico ginecólogo anualmente.

Los preservativos son muy eficaces en la protección contra infecciones de transmisión sexual, como la gonorrea y la clamidia, que pueden producir cervicitis. Mantener una relación mutuamente monógama y duradera con una pareja no infectada, también puede reducir las posibilidades de tener una infección de transmisión sexual.

 

No se te olvide leer más noticias en RevistaMujerActual, así como también seguirnos en nuestras páginas de FacebookInstagram y Twitter

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

comentarios