Alicia Huerta nació para informar y entretener

Alicia Huerta nació para informar y entretener

Alicia Huerta nació para informar y entretener

“Ser periodista es algo que se convierte en una forma de vida, no es un trabajo, no es una profesión, es una forma de vida; vives las 24 horas, los 7 días de la semana siendo periodista”

 

POR MÓNICA MÁRQUEZ

Honestidad, sinceridad, alegría y lealtad son los valores que definen a Alicia Huerta de G. Arce, una mujer muy alegre, ocurrente y con mucha agilidad mental, ella ha incursionado en el periodismo desde 1984, en la política y en la educación especial, haciéndolo todo sin faltar dos ingredientes: el amor y la entrega.

Las anécdotas y la experiencia de Alicia son muchas, desde unas muy chuscas hasta otras muy serias, ha dejado huella a su paso por importantes empresas y muchos amigos.

Alicia, oriunda de esta ciudad y también conocida por su personaje de Lucha La Perrucha, es hija de Teresa Politrón y Luciano Huerta, ella de Jalisco y él de Guerrero.

 

Inicios en el periodismo

En eventos sociales, culturales, políticos y empresariales de la ciudad, Alicia se hace presente, a su paso no falta quien la detenga para saludarla, su popularidad en el medio es evidente, pero cómo fueron sus inicios en el periodismo.

A los 15 años y siendo una jovencita con muchos deseos de incursionar en el medio, se compró una grabadora de casette y se iba a entrevistar artistas por el simple gusto de hacerlo.

“Mi primera entrevista fue Camilo Sesto, llegué a entrevistar a José José, a toreros, pero no era periodista… Me metía con mi grabadora y me veía más grande y me dejaban pasar, no me veía como la clásica muchachita fan.

“La experiencia que tengo más grabada es cuando entrevisté a Camilo Sesto en el Flamingos, por azares del destino terminé con él en los camerinos sola y con una grabadora… yo sentada en el sillón y él parado con una sonrisa muy amable, y le dije: ‘qué has hecho’, Camilo por amabilidad me empezó a platicar algo de su carrera porque me vio muy necesitada”, relató entre risas.

Alicia recordó que ese día llegó al camerino de Camino Sesto porque había un grupo de fans que deseosas de verlo se le abalanzaron y ella entre empujones y arañazos terminó en el camerino para vivir esta experiencia que jamás pensó que ocurriría. “Viví la impresión de tener a mi artista favorito, todo para mí”.

“Yo me quedé con la grabación y la oía todos los días, yo no era periodista, yo usaba la grabadora solo para colarme… mi mamá me tiraba a loca cuando yo le decía que sería periodista”.

Sus aventuras periodísticas siguieron y a los 17 años entró a trabajar a una oficina de gobierno a la par de asistir a la preparatoria. En su jornada laboral, todos los días llegaba y escribía un capítulo de su futura novela.

“Todos me veían trabajar, dándole duro a la máquina Oliveti, tecleando como loca y decían: ‘que muchacha tan trabajadora’”, recordó entre carcajadas, “y resulta que estaba escribiendo mi novela y todos los días les pasaba a mis compañeras un capítulo… eran novelas de amor. Hace poco, estando al aire, me llama una señora y me dice: ‘todavía estoy esperando el final de la novela’.

 

Su ingreso formal en el periodismo

Después de varias experiencias en el medio y convencida de querer dedicarse de manera formal al periodismo, Alicia Huerta ingresó a la Universidad Femenina de Baja California, siendo su maestro Rubén Téllez Fuentes; ahí estuvo por alrededor de un año y medio hasta que esta cerró sus puertas, por lo que decidió continuar sus estudios en México durante 3 años más.

A su regreso a esta ciudad, tuvo su primer trabajo formal en el periódico ABC en la sección de Sociales, donde durante 5 años no solo escribió notas de sociales sino también de turismo y de la labor que realizaban algunas asociaciones altruistas, experiencia que le brindó mucho aprendizaje.

Después laboró por 10 años en el Sol de Tijuana, explicó, y luego en El Heraldo, aunque en el inter estuvo como directora de las revistas Campestre y Aquí Magazinne con Clara Elena García, además de realizar un programa en el canal 45, donde nació su personaje Lucha La Perrucha.

“Ser periodista es algo que se convierte en una forma de vida, no es un trabajo, no es una profesión, es una forma de vida; vives las 24 horas, los 7 días de la semana siendo periodista. Me gusta la escritura ligera, escribir cosas bonitas de la gente, me gusta el periodismo sarcástico, no el oscuro y agresivo; me encanta hacer bromas”.

Actualmente, se desempeña en Cadena Noticias, donde asegura se siente realizada cada que se sienta al micrófono, siendo este momento el más excitante. “Me encanta lo que hago, todos deberíamos encontrar ese ‘alguito’ que nos encanta, así automáticamente eres feliz y haces feliz a los demás”.

 

Su amor a los niños

Un aspecto que tal vez muchos no conocen de Alicia es el importante trabajo que realizó con niños especiales durante 17 años, tiempo en el cual recibió el amor incondicional de estos pequeñines, el amor sin intereses ni segundas intenciones.

Alicia confesó que desde muy joven tenía muy claro que no quería ser mamá por miedo a olvidar a su hijo en algún lugar de la ciudad, pero con esta experiencia dio todo su amor maternal y aprendió a ser paciente.

“Cuando logras impactar la vida de un niño especial con un mínimo logro, ya hiciste algo… un niño nunca te olvida… fue una experiencia muy bonita para mí”, agregó, “no cualquiera tiene el estómago para trabajar con niños especiales”.

Para concluir, Alicia pidió a nuestros lectores tratar de ser felices realizando sus sueños, que no son imposibles, porque es una misión en la vida, pues la vida es un pastelote y no sabemos de qué tamaño será la rebanada.

EN BREVE

  • Libro favorito: La Casa de Petrodava de Virgil Gheorghiu
  • Artículo indispensable: Su cámara
  • Música favorita: De todo tipo
  • Mayor debilidad: La comida
  • Mayor fortaleza: Su amor
  • Frase favorita: Una sonrisa te abre cualquier puerta.

Comentarios

comentarios