Alejandra Escobedo, rompiendo paradigmas como diseñadora de iluminación

Alejandra Escobedo, rompiendo paradigmas como diseñadora de iluminación

MUJER DEL MES

 

POR ANA PATRICIA VALAY

 

Alejandra Escobedo es la menor de tres hermanas tijuanenses enamoradas de la  danza, pues no sólo la practican sino que la viven. Por ello, en Febrero de 2016 junto a sus hermanas mayores Dulce y Marianna, fundaron el Conservatorio de Danza México en Tijuana.

Sin embargo, sin dejar de lado su amor por la danza, ella decide dedicarse al diseño de Iluminación intrínsicamente ligada a las artes escénicas, una profesión predominantemente de hombres, no sólo en México sino en el mundo.

Por ello, en el mes de la danza, hablaremos de esta joven mujer que está dejando huella en los escenarios que nacionales e internacionales, poniendo muy en alto específicamente a Tijuana. Aquí un poco de su historia.

 

De raíces profundas en BC

Alejandra Escobedo Muñoz, nació en el seno de una familia netamente Bajacaliforniana. Ella forma parte ya de la sexta generación, y constituye la tercera generación nacida en Tijuana. Sus abuelos, sus padres, sus hermanos y hermanas, nacieron en Tijuana, y  también sus sobrinos. Sus bisabuelos y tatarabuelos son de Mexicali, Tecate, y de San Telmo BC.

 

¿Qué significa para ti, provenir de una familia con raíces muy profundas en Tijuana y Baja California?

—Para mí es algo súper importante, porque pienso que la gente de Tijuana es gente emprendedora y visionaria, una ciudad joven que ha crecido muchísimo. He tenido la oportunidad de conocer varios lugares del mundo, y siempre pienso que la actitud, la educación y la cultura Tijuanense es única.

Alejandra quien hoy por hoy transita entre CDMX y Tijuana, ha viajado en el ejercicio de su profesión, a Israel, NY, Argentina, España, Costa rica, Cuba, Londres, Francia, y próximamente irá a la India, opina que la imagen oscura de la ciudad se ha diluido poco a poco.

“Hablan de la frontera, pero no hablan del narcotráfico ni de secuestros, se ha erradicado un poco lo de la leyenda negra”.

“Estuve en Israel y el técnico de luces me dijo: estuve en Tijuana como parte del ejército, y comimos súper rico, muy picante, y la fiesta era muy buena”, nos comparte Alejandra.

 

 

¿Y cómo es que las chicas Escobedo, incluyéndote, tienen un acercamiento con la danza?

Mi papá es ingeniero electromecánico, y tuvo un trabajo donde fue a una escuela de danza a hacer una instalación, y ahí vio a las niñas bailando, y fue cuando llegó a casa y quiso que la estudiáramos, y fue así como Dulce entró a las clases.

De mis papás lo que debo decir, y que fue fundamental para mí, es que nuestra educación artística ha sido un pilar, y ellos lo han tomado con una seriedad y un profesionalismo, igual o a la par como que la escuela secular. De hecho yo entré primero al ballet que al kínder, y si no podía faltar a la escuela, tampoco podía faltar al ballet. Pronto me di cuenta que para mí, la danza era un estilo de vida.

 

¿Y por qué un estilo de vida?

Porque de eso vivo, de eso hablo, de eso pienso, de eso trabajo, con eso me comunico,  y porque también la formación y el estilo de vida no es un trabajo de seis a ocho, sino continuo. Me ayudó a abrir el panorama en torno a las posibilidades de esta profesión.

Alejandra practicó danza hasta la secundaria. pero “para la prepa yo ya no quería bailar, pero tampoco quería estar alejada de la danza, así que descubrí el teatro, y empecé a estudiar”.

 

¿Y cómo fue que te dedicaste a la iluminación?, ¿cuántas licenciadas en diseño de iluminación tenemos en México?

—Pienso que somos pocas. Dulce se atreve a decir que Alejandra es la única mujer del país, trabajando ya en el campo profesional internacional. “Nos gusta la sensibilidad que le da una mujer al espacio de la danza en cuanto a iluminación, y cuando ella no está, no encontramos quién lo pueda hacer”, afirma Dulce.

 

“Yo tenía claro que quería llegar aquí, sólo que no sabía que sería tan pronto…”

 

 

¿Y cómo es que esto te llamó la atención?

—Es la pregunta del millón… Tiene que ver con muchos factores. Mi papá es ingeniero electromecánico y mi abuelo fue electricista, así que a la fecha siempre he pensado que lo que yo hago, es la parte artística de lo que se dedica mi familia. También tiene que ver con la guía que siempre he recibido de mis hermanos, y particularmente de Dulce.

—Por otro lado desde que estaba chiquita y tenía mis ensayos en el CECUT, que es un teatro que amo, siempre andaba jugando entre las varas, en el paso de gato, en esos lugares que son prohibidos y donde los niños no deben estar, pero siempre sentí esa atracción y fascinación por esa parte del teatro.

 

Siempre estoy tratando de actualizarme, y si eso me lleva a innovar o no, eso ya es un extra.”

 

Influyó en ella también la maestra Margarita Robles, quien la impulsó a hacer el montaje de una función profesional, diseñando la iluminación. Más adelante, también influenciaría sobre ella, Guadalupe Arreola, el único iluminador de BC que había en ese entonces, reconocido a nivel nacional, a quién conoció en UABC”.

“Un pilar fundamental en mi carrera ha sido Gabriel Pascal (escenógrafo e iluminador con una trayectoria impecable, además de ser una figura importantísima del teatro mexicano), quien además de ser mi maestro, me ha permitido colaborar con él desde hace 5 años. Él me ha apoyado, guiado e impulsado siempre”.

¿Y qué es lo que en sí hace un diseñador de iluminación?

—El diseñador de iluminación ayuda a crear y generar una visión. ¿Cómo hace eso? a partir de la iluminación. Es como pintar pero en tercera dimensión. Se utiliza en teatro, danza y las artes escénicas en general. El campo es bastante amplio, a mi me gusta o he tenido oportunidad de iluminar en conciertos, en danza, en teatro, en intervenciones escénicas, con artistas plásticos, en cine y televisión. Incluso, aunque eso nunca lo he hecho, se utiliza en los aparadores, como en La Fayette, en Nueva York, o en Liverpool.

 

De las cosas que más te ha dado satisfacción hacer, ¿qué nos puedes compartir?

—Tengo varios proyectos que han sido muy importantes para mí. Acabamos de terminar una temporada de un proyecto con el que tuvimos la oportunidad de viajar bastante. Se llama Julio César, basada en Julio César de Shaekespeare, y me gustaba mucho porque la  iluminación no era una acompañante, era un personaje dentro de la obra.

 

¿Cómo te gustaría influenciar en las nuevas generaciones, sobre todo como parte del conservatorio de danza México?

—Me gustaría poder mostrar y compartir que todas las áreas de las artes escénicas son fundamentales, profesionales, y posibles de hacer.

 

¿Qué obstáculos has tenido que sortear como mujer en esta profesión?

—Es todo un tema, y es muy complicado realmente. Generalmente soy la líder del proyecto, y el 95% son hombres que tienen arriba de 30. Así que siempre me ponen a prueba. Y opinan: ‘esta niña está tan chiquita y además es mujer, ¿qué me va a decir a mí que tengo trabajando más de 40 años en este teatro, y que se cómo funciona?’, pero algo de lo que siempre me jacto es de que tengo genio y talento para trabajar con los técnicos

 

¿Sí hay mucha misoginia todavía?

—Sí muchísima, y uno se tiene que imponer. Hay que ser muy claros y muy directos.  Básicamente he llegado a conclusión de que: hay que negociar y saber dialogar.

“Creo que por ello hay que hacer equipo entre nosotras, porque eso nos hace mujeres fuertes, esa es la clave para empoderarnos”, afirma.

  

 

 

  • En Breve…
  • Libro Favorito: “ÉL” de E.E. Cummings y
  • “Sobre héroes y tumbas” de Ernesto Sábato.
  • Artículo Indispensable: Mi cuaderno y una pluma.
  • Música Favorita: Depende de mi ánimo la música que me guste.
  • Mayor Fortaleza: Mi equipo, la gente con la que trabajo.
  • Mayor Debilidad: El miedo a tomar pasos.
  • Frase favorita: Las mareas calmas no crean marineros hábiles.

 

Contacto:

www.alitaescobedo.com

 

  • Artículo Indispensable: Mi cuaderno y una pluma.
  • Música Favorita: Depende de mi ánimo la música que me guste.
  • Mayor Fortaleza: Mi equipo, la gente con la que trabajo.
  • Mayor Debilidad: El miedo a tomar pasos.
  • Frase favorita: Las mareas calmas no crean marineros hábiles.

 

Contacto:

www.alitaescobedo.com

 

 

Comentarios

comentarios