Adicciones: La mujer en recuperación

Adicciones: La mujer en recuperación

Se necesita tener humildad para reconocer que se está mal y que se necesita pedir ayuda.

 

Por: Becky Krinsky para Oceanicausa.com

 

Cuando una mujer tiene el valor de aceptar que tiene una adicción, es cuando se da cuenta de que  tiene la posibilidad de sanar y de vivir una vida plena y feliz. Se necesita tener humildad para reconocer que se está mal y que se necesita pedir ayuda, también se requiere de determinación y ganas de vivir para recuperarse y seguir adelante.

El dolor, los sentimientos y las situaciones con las que se vive una adicción, impulsan la necesidad de una recuperación física y mental, también de una búsqueda de paz, que se inicia al aceptar la enfermedad, tomando acción y buscando ayuda profesional.

El proceso hacia la sobriedad es prolongado y requiere tomar responsabilidad, hacer un compromiso personal y seguir un programa profesional de recuperación, ya que este es el inicio de una nueva relación consigo misma, con la familia y con la sociedad. Lo mas importante; es el principio de una vida sana y llena de nuevos motivos para ser feliz.

Con aceptación, responsabilidad,  perdón, desarrollo humano y espiritualidad, la mujer se reconoce y aprende nuevas habilidades, encuentra formas de vivir dejando atrás las adicciones, pensamientos negativos y de autodestrucción.

Afortunadamente, siempre existe una solución, rompe el silencio y pide ayuda, para ti o para tu ser querido, en Oceánica queremos ser parte de tu recuperación y de tu futuro libre de adicciones.

 

Comentarios

comentarios