Abigail González, La mujer que cuenta historias a través de un retrato

Abigail González, La mujer que cuenta historias a través de un retrato

Por Ana Patricia Valay

¿Quién dijo que una mujer próxima a ser madre no puede verse sensual cuando está a punto de dar a luz? Basta con ver los retratos de Abigail de mujeres con cabelleras hermosas que irradian una belleza natural, mientras vemos su vientre abultado resplandecer en esa, una de las mejores etapas en la vida de una mujer.

Pero, no cualquiera daría el acceso hasta la intimidad de su alcoba para una sesión de fotos, ni mucho menos permitiría que se le retratara con poca ropa, pero es a esta mujer que nació para ser fotógrafa a la que se lo permiten con esa confianza que se ha ganado a pulso.

“Conmigo los clientes se sienten con mucha confianza porque independientemente de un trabajo profesional que voy a desempeñar que es brindarles sus imágenes, es darles una buena atención. Que se sientan cómodos, que se sientan libres”, nos dice Abigail.

Es tanta la confianza y el vínculo que se entabla entre Abigail y sus clientes, que ella prácticamente se convierte en parte de la familia. Ha estado en la vida de hogares de Tijuana, prácticamente desde que empezó su negocio hace 10 años.

Primero la boda, luego el embarazo, después las fotos del bebé, el bautizo, su primer cumpleaños, la primera comunión y así sucesivamente. Se convierte en la fotógrafa de la familia.

“Tengo muchas comadres y compadres, y amigas que son como mis hermanas  y todas llegaron a mi vida como mis clientas”, nos comenta Abigail entusiasmada de haber construido una nueva familia.

Su Hija: Su mayor impulso en tiempos de crisis

Abigail, originaria de Guadalajara, llegó a Tijuana para poner distancia a un divorcio. El hombre que había sido su esposo, no sólo no le daba la manutención de su niña sino que le quitó todo. Así Abigail decidió poner tierra de por medio e iniciar de nuevo en esta ciudad a la que siempre venía de vacaciones y quería como suya.

“Yo siempre tuve imán para Tijuana, yo debí de haber nacido aquí. Yo me identifico mucho aquí con la gente de Tijuana. Me siento mucho en mi hábitat. Ni en Guadalajara me siento tan confortable. Aquí siento que voy a volar, que voy a hacer y deshacer y nadie me va a juzgar”

Decidió pues venir a Tijuana donde no tenía familia, a buscar un sustento y una nueva vida lo que no fue fácil.

“Yo tuve que hacerle al papá y la mamá. Estábamos mi hija y yo solas en esta ciudad, viviendo en un departamentito y con un negocito. Pero el impulso, el deseo, el amor tan grande a mi hija, fue lo que me motivó a salir adelante. Yo creo que Dios bendijo todo esto, esto es obra de Dios”.

De hecho, el negocio de fotografía de Abigail: “Abigail Fotografía” se llama así no por ella, sino por su hija que en aquel entonces tenía cinco años y se convirtió en la imagen del negocio, lo que le abrió muchas puertas.

“Te puedo decir que es un ángel en mi vida porque yo me acuerdo que mis tarjetas de presentación eran un angelito de ella. Es decir: Hice fotos de ella vestida de angelito, y no sabes cuanta, cuanta gente me arrimó mi hija siendo mi tarjeta de presentación en la vida”

Hoy Abigail tiene un negocio consolidado y una nueva familia. Volvió a casarse y tiene otro hijo, por lo que combina la fotografía con el ser madre y esposa. Además su negocio lo complementa perfecto con su pareja quien es fotógrafo y diseñador.

Aunque no fue fácil salir adelante y todo conllevó un sacrificio, hoy Abigail González tiene su recompensa.

Retratos que cuentan historias

Abigail, quien no se separa de su cámara ni en sus tiempos libres, pues aprovecha para ir capturando todos los momentos importantes de sus hijos, es amante de la fotografía tradicional.

Sin estar peleada con la nueva tecnología, lo que busca es captar de la manera más natural posible a la persona.

“Yo creo que una imagen te dice tanto de una persona, que hasta la puedas catalogar. Puedes decir como es alguien sólo con ver una imagen. ¡Claro, una imagen bien captada, en la que el fotógrafo se esfuerce un poco en sacar la esencia de la persona!”.

Ella lo logra, pues su mayor reto siempre, es lograr captar esa esencia.

“Soy muy cautelosa en mis tomas. No soy enfadosa. Trato de dar un toque casual a la imagen y yo creo que eso me ha mantenido: el estar disponible siempre y que mi trato es un trato amable a pesar de las circunstancias”.

“Les digo: “Siéntete libre en tu hábitat”…. y entonces yo me dedicó a tomar fotos espontáneas en las que no estoy interrumpiendo los momentos de la gente. Y es ahí cuando la gente ya ni me ve”….. y entonces capta el mejor momento, el que no sólo se quedará en la memoria y en el recuerdo, sino en una imagen que perdurará hasta las nuevas generaciones.

Y así, mientras Abigail se esmera en contar historias a través del lente, sigue con la suya propia: Preparándose, actualizándose, siguiendo los pasos de su mentor el fotógrafo Leonardo Reyes y proyectando su mañana.

Ella sueña, se visualiza haciendo lo mismo. Tomando fotografías que es lo que más le gusta hacer en la vida y sólo rogando a Dios salud para hacerlo. Proyecta un estudio más grande, y espera poder también compartir con las nuevas generaciones no sólo su técnica, sino su amor por la fotografía que la hace que más allá de sólo plasmar una imagen, cuente una historia a través de un retrato.

 

Datos de contacto :

Página de internet : Abigailfotografia.mx

Facebook: Abigail fotografía

Abigail Fotografia:

Dirección: Ave. Las Américas 12611

Col. Agua Caliente.

Tel. 626 2009

 

Comentarios

comentarios