5 hábitos perjudiciales que haces a diario sin darte cuenta

5 hábitos perjudiciales que haces a diario sin darte cuenta

5 hábitos perjudiciales que haces a diario sin darte cuenta

Con el tiempo y sin darnos cuenta adquirimos una serie de hábitos perjudiciales que se convierten en rutina, forman parte de nuestras vidas e incluso hace que nos sintamos más seguros. Para muchas personas, la rutina es una forma de sentirse seguras en sus vidas; y es posible que sea así, siempre y cuando los hábitos que se adquieren sin darnos cuenta no sean perjudiciales. Si quieres mejorar tu bienestar y ser feliz, destierra estos hábitos que haces a diario sin darte cuenta y que te perjudican más de lo que piensas.

1. Pensar que no te gusta tu vida

Pueden haber aspectos de tu vida que no te gusten, ya sean relacionados con tu trabajo, con tu entorno, con tu economía, el lugar en el que vives… de acuerdo, pero pensarlo constantemente no va a hacer que ello cambie. En vez de repetírtelo todos los días, busca la solución para cambiar aquello que no te gusta.

2. Creer que tienes la culpa de las cosas malas que te suceden

Algunas veces nos equivocamos, otras se equivocan los demás y algunas otras no depende de nosotros ni de los demás que una situación sea la adecuada. Echarse la culpa de las cosas malas que nos ocurren solo hace que ocurran cosas malas una y otra vez. Estás diciendo a tu mente y a tu cuerpo que eres culpable y, por lo tanto, mereces ese castigo. Analiza la situación con detenimiento y determina si realmente eres culpable: si lo eres, rectifica lo que puedas y aprende de la situación, si no lo eres deja de castigarte.

3. Olvidar tus habilidades y tus logros

La modestia es necesaria, pero olvidar las cosas que podemos hacer es perjudicial. Todos tenemos habilidades, todos hemos logrado algo que queríamos, por pequeño que fuese. Si lo hemos hecho una vez podemos hacerlo más veces. Si lo olvidas y no eres capaz de cambiar de hábitos, no conseguirás lo que quieres en tu vida.

4. Depender emocionalmente

El amor es maravilloso, constructivo, poderoso y ciego. Sin embargo, puedes amar a tu pareja, a tus hijos, a tu familia, a tus amigos, pero no olvidar que son personas individuales, que la vida es cambiante para todo el mundo y que no siempre tomarán las mismas decisiones. Si dependes emocionalmente de una persona le estás dando una responsabilidad que quizás sea demasiado pesada. Ama, pero siendo consciente de que tú y esa persona sois libres para amaros.

7. No proteges tu vista ni cuidas tu cuerpo

No importa la edad que tengas ni el tipo de trabajo que hagas, casi todas las personas utilizan un teléfono móvil y/o un ordenador. Sin darnos cuenta, podemos pasar muchas horas mirando una pantalla. Si no cuidas tu vista puedes sentir dolor de espalda, de cabeza, tus ojos se pueden resecar, sufrir vista cansada, dolor de cuello y visión borrosa o doble. Además, por dentro y por fuera, a través de la alimentación, ejercicio y los cuidados de tu piel, puedes descuidar tu cuerpo, por lo que es esencial que cuides este aspecto.

 

Cortesía: portalvidasana.com

*Todos los derechos a su respectiva página, uso únicamente informativo.

Comentarios

comentarios